ArtículosCómicsMarvel ComicsPlaneta de Agostini CómicsReseñas cómics

Omnibus Star Wars nº 01/02

2

Portada del cómic Omnibus Star Wars nº 01/02

Edición original: Star Wars #1-25, Star Wars Anual 1, SW Vader Derribado y SW Vader 13 a 15
Fecha de salida: Octubre 2019
Guion: Jason Aaron y Kieron Gillen
Dibujo: John Cassaday, Simone Bianchi, Stuart Immonen, Mike Deodato Jr., Salvador Larroca, Leinil Francis Yu, Jorge Molina
Formato: Cartoné tapa dura
Precio:  60,00 €

Este diciembre se cierra un ciclo para Star Wars en el mundo de los cómics. La serie principal de Star Wars, que fue relanzada en 2015 cuando Marvel recuperó los derechos de la saga galáctica, llega a su fin en Estados Unidos para terminar de cerrar los hechos que protagonizaron nuestro trío de protagonistas rebeldes —Han Solo, Leia Organa y el aún en proceso de convertirse en Jedi Luke Skywalker— entre los episodios IV y V.

Durante estos cuatro años, Marvel de la mano de los escritores Jason Aaron y Kieron Gillen nos ha venido relatando diferentes acontecimientos que ayudan a ampliar este universo más allá de las películas de Star Wars, después de que decidiesen que todo lo que se había venido contando durante estos años antes de Marvel —el denominado Universo Expandido— cayese prácticamente en saco roto pasando a conformar lo que denominaron “Legends”.

En esta situación, la editorial Planeta de Agostini ha empezado ya a traernos los que son los súpertomos recopilatorios de esta serie de Star Wars, que ya vienen publicando tanto en formato grapa y en formato tomo cartoné de 5-6 números. La veda la abre el tomo recopilatorio Omnibus de Planeta de octubre recopilando la primera etapa de Jason Aaron al frente de la serie principal titulada sencillamente como “Star Wars”. Hablamos de los 25 primeros números de esta serie, aunque para darnos más contexto de los acontecimientos, añaden algunos números de la serie de Darth Vader (aunque ésta tendrá también su propio Omnibus en diciembre).

El relato arranca prácticamente desde que el joven Luke se encargase de destruir la Estrella de la Muerte, provocando el nerviosismo en el Imperio y que Darth Vader entre en cólera, dispuesto a emplear todos los recursos que sean necesarios para localizar a ese joven capaz de destruir la que era el arma más mortífera del Imperio. No tardará mucho en descubrir el que una vez fue un Jedi que ese joven no es otro que su propio hijo, al que él daba por muerto.

Imagen del interior del cómic Star Wars #1, arte por John Cassaday

Imagen del interior del cómic Star Wars #1, arte por John Cassaday

El gran protagonista del cómic es Luke, dispuesto a convertirse en un auténtico Jedi pero sin tener muy claro cómo hacerlo ahora que no está Obi-Wan para guiarle. Un inexperto Luke vagará por el espacio en su intento por conocer los caminos de la Fuerza, pero en el transcurso se verá implicado en una serie de acontecimientos cuanto menos inesperados y peligrosos.

La segunda trama que ofrecen estos cómics, y para mi gusto bastante prescindible pero entiendo que necesaria para el propio dinamismo de la trama, son las aventuras de Leia y Han como miembros de la Rebelión, al mismo tiempo que se sigue explorando la tensión amorosa entre ellos dos. Unas historias secundarias que se entrelazan con las aventuras de Luke.

Sin querer entrar en detalles concretos para no revelar spoilers, estos cómics son la continuación perfecta para aquel primer Episodio IV que consiguió enamorarnos, sea cuando sea que cada uno de nosotros disfrutase de aquella película.

Toda la estética creada en los cómics nos sume por completo en este universo, haciéndonos creer que seguimos viendo las aventuras de la película creada hace 40 años. Un ritmo entretenido y con su propia intriga que se convierte en una lectura más que amena para cualquier fan del universo Star Wars. Quizás un tema aparte sería cómo de necesarios son estos cómics para ampliar la historia de las películas. Esta treintena de cómics nos permiten conocer nuevos planos de la personalidad de Luke o de Darth Vader, al menos de las versiones de estos personajes que nos quieren contar en esta nueva etapa de Star Wars. Aportan así mayor contexto de lo visto en las películas, pero sin que sean elemento imprescindible.

Quien sabe si quizás en un futuro los acontecimientos que aquí se relatan sirven de inspiración para futuras películas o series, pues por ejemplo hay números dedicados a un no tan mayor Obi-Wan Kenobi que debe cuidar de un todavía niño Luke skywalker, al mismo tiempo que se enfrenta al hecho de que los Jedi ya no forman parte de la sociedad actual del universo y que por tanto no puede emplear sus habilidades para traer la paz y la tranquilidad al planeta Tatooine en el que está recluido, pues eso supondría poner en peligro su tapadera, y sobre todo, poner en peligro al joven Luke. Curiosamente esta es una situación no muy alejada de la premisa que de momento nos han comentado que veremos en la serie que se prepara de Obi-Wan Kenobi en Disney+.

Imagen de Obi-Wan Kenobi en el cómic Star Wars #15, arte por Mike Mayhew

Imagen de Obi-Wan Kenobi en el cómic Star Wars #15, arte por Mike Mayhew

Volviendo al tema de las viñetas, es importante recalcar la cuidada estética creada en estos cómics, pese a que por estos 30 números veamos una auténtica galería de artistas al frente de los dibujos. En especial he quedado prendado de los dibujos que vemos en los primeros números, al frente de los cuales están artistas como John Cassaday, Stuart Immonen o Mike Deodato Jr., donde nos tenemos cómics que incluyen planos en los que parece que estamos viendo directamente a los actores hace cuatro décadas. Un auténtico calco de algunos gestos. En posteriores números ya veremos un variado de estilos de manos de diversos artistas como Mike Mayhew, Leinil Francis Yu o Jorge Molina.

Muchas críticas se han oído por Internet sobre esta edición, pues hablamos de un tomo de 60,00 €. Un precio bastante alto y poco al alcance de algunos bolsillos, pero lo cierto es que objetivamente está justificado, pues hablamos de 30 cómics, por lo que sale a una media de 2 € el cómic (más bajo que por ejemplo lo que cobra Panini en sus recopilatorios Marvel Deluxe). Por tanto, una edición acorde para los amantes de este formato “tocho”. Discutible sí es quizás que Planeta podría haber optado por introducir menos cómics, para así resultar en un Omnibus más asequible.

Imagen del cómic Star Wars #22, arte por Jorge Molina

Imagen del cómic Star Wars #22, arte por Jorge Molina

A nivel personal de la edición, me crispa un poco —y sí, sé que puede llegar a ser una tontería, pero soy así de maniático— que aunque queda claro cuándo terminamos un cómic y pasamos a otro, pues tenemos la imagen que sirve de portada de ese nuevo cómic a toda página a modo de separador, no se nos dice qué número en concreto estamos comenzamos. Por tanto hemos de hacer una pequeña cuenta mental. Se habrían agradecido también incluir algunas de las portadas alternativas de los cómics —por ejemplo al cerrar el número—.

El segundo recolatorio de la segunda etapa de Jason Aaron, antes de pasarle el testigo a Kieron Gillen, se lanzará en diciembre.

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] Se espera que Kingsman 3 también se ruede en Londres

Entrada anterior

[Series] Ray Fisher se suma al movimiento del Snyder Cut con otra imagen de Cyborg

Siguiente entrada

2 comentarios

  1. Esto me ha recordado a la casta de los metabarones, no sé pq…
    Podrían hacer retroreseñas comiqyeras

  2. Se nota que puede que pierdan pronto los derechos de SW a favor de Panini y están intentando sacar todo lo que puedan en el menor tiempo posible, como ha pasado con Conan. Yo prefiero mis tomos HC, que son más cómodos de leer y, el precio, es similar.

Dejar un comentario