ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesOtras editorialesReseñas cómics y libros

Promethea, Libro 3 (de 3)

3

Portada de Promethea, Libro 3 (de 3)

Edición original: Promethea núms. 24 a 32 USA, America´s Best Comics 64 Page Giant núm. 1 USA, Tomorrow Stories Special núm. 2 USA y extracto de Tom Strong núm. 36 USA
Fecha de salida: Noviembre de 2016
Guión: Alan Moore
Dibujo: J.H. Williams III
Formato: Tomo cartoné, 336 páginas
Precio: 31,50 €

Con la publicación del tercer y último volumen de “Promethea” de esta edición en tapa dura que ECC ha recopilado con tan buen gusto, nos despedimos de Sophie Banks, su destino como la misma encarnación de la imaginación y su viaje para descubrir todos los rincones de la Inmateria, si es que eso es posible. Un tercer volumen con el que Promethea regresa después de un viaje interpersonal a la Inmateria durante el cual su amiga Stacia tuvo que convertirse en una nueva Promethea para defender el mundo real de las amenazas crecientes.

Esta vez, realidad e imaginación comparten un protagonismo más repartido y entran en juego nuevos personajes de American Best Comics para liar aún más la cosa, no en vano se incluye un número de esos cómics y un extracto de la serie de Tom Strong para ello. La magia, la filosofía y la peculiar forma de imaginar la imaginación siguen siendo puntas de lanza del desarrollo de la historia, que parte desde donde la dejamos y continúa a partir de la construcción del personaje y el descubrimiento de su potencial para encontrarle un sentido a la que podría ser la verdadera razón de ser de Promethea, una respuesta a su significado auténtico como representación real de la imaginación.

Magia y ciencia se dan la mano para acompañarnos por este viaje en el que imaginación y realidad se vuelven un todo, algo tan poderoso como cualquier arma y tan frágil como la propia humanidad de una protagonista abrumada junto a la que nos toca descubrir que tras todo esto hay todavía algo mayor con lo que Alan Moore vuelve a poner de manifiesto que el cómic como medio es una herramienta brutal para expresarse y que cualquiera que ponga en duda que el llamado noveno arte es un arte seguramente no se haya molestado en coger algo con un mínimo de sustancia.

Página doble de Promethea #24

Como decimos, la historia continúa directamente desde donde se quedó en el anterior volumen, así que se cierra lo empezado en “Promethea: Libro 1” y continuado en “Promethea: Libro 2”. Así que empezamos esta nueva entrega con la necesidad de resolver el pequeño asunto de las dos Prometheas que llevará a Sophie y Stacia a enfrentarse por el título con un trasfondo que pretende explorar la dualidad sobre las creencias abriendo un debate interno en el lector que le invita a reflexionar una vez más. Una dicotomía que no tiene fácil solución en papel y con la que Moore juega magistralmente hasta el punto de tener que llevar a juicio ambas posturas.

Página de Promethea #24Si habéis llegado hasta aquí os merecéis descubrir por vosotros mismos qué es lo que viene a continuación, así que no vamos a ser nosotros los que os destripemos el desarrollo del tercer volumen ni la conclusión a la que Moore llega. Lo que sí podemos decir es que este acercamiento diferente al género de los superhéroes, que en esencia una parte de la historia se apoya en esa base, es algo completamente diferente a lo que había hecho Moore hasta entonces, dejando volar su enorme imaginación y dando forma a un mundo enorme en el que todo está cuidado hasta el mínimo detalle. Las referencias a la cultura pop, la filosofía, las artes mágicas o la religión son abrumadoras y tocan todos los palos indistintamente creando un todo que conforma un universo único e inimitable en el que es fácil perderse y pese a todo seguir teniendo ganas de continuar. De hecho, las relecturas son recomendadas y casi hasta necesarias, ya que sin ningún tipo de dudas el volver a recorrer el camino diseñado por Moore nos hará descubrir nuevos detalles que antes nos habían pasado desapercibidos. Incluso si no es la primera vez que volvemos a pasar por ahí.

Rebajas
Star Wars Maestro y aprendiz: Obi-Wan y Qui-Gon
44 Opiniones
Star Wars Maestro y aprendiz: Obi-Wan y Qui-Gon
Una oferta inesperada amenaza el vínculo entre Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi mientras los dos Jedi navegan por un nuevo y peligroso planeta y un futuro incierto.

En lo gigantesco de la experiencia reside una parte importante de esta obra completa y llena de matices con la que Moore nos invita a descubrir múltiples disciplinas sin darnos cuenta de que estamos aprendiendo. En eso y, por supuesto, en el maravilloso trabajo artístico que ha hecho desde el primer número J.H. Williams III, una labor titánica que desborda talento, una imaginación abismal para crear todas las composiciones diferentes que hay y amor por los detalles que casi da envidia.

Página doble de Promethea #25

Con “Promethea” Moore nos regala una de sus obras más arriesgadas, uno de los mejores ejemplos de por qué el cómic es conocido como noveno arte y un cómic repleto de aventuras y reflexiones mientras nos hace viajar por nuestro propio subconsciente analizando la realidad y la imaginación. Pocos autores son capaces de intentar algo así y no solo salir airosos sino conseguir algo que trascienda. Moore lo logra y da una lección a todos: así es cómo se hace un cómic sin ataduras, con total libertad y dejando el listón lo más alto posible.

Eso sí, es una recomendación tan compleja como el propio cómic. No está hecho para todo el mundo porque puede llegar a ser muy denso y es difícil separar lo metafísico de la aventura más heroica, aunque la oportunidad por lo que es y lo que representa se la ha ganado, así que si podéis echarle un ojo no lo dudéis.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, reviews, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

3 comentarios

  1. Tengo a Promethea ahi pendiente hace como un año y tus reseñas no hacen más que recordarmelo jeje…gracias por otra excelente reseña!

    1. ¡Y me tengo que morder la lengua para no contar nada relevante!

      1. jeje en los ultimos tres años fui leyendo (obviamente intercalado con mil cosas) todo lo que hizo Moore en ABC y, después de haber leido casi toda su obra (me falta el Necronomicon, algunas de las cosas de los últimos años y Jerusalem) me sigue dejando sin palabras como hace 25 años con La Broma Asesina y American Gothic. Creo que ya lo dije otras veces pero lo repito: Patoruzú, Mafalda, Asterix y el resto de los autores DC (gracias a Zinco desde allá y Perfil de acá) pueden haberme iniciado en la historieta, pero sin duda el barbudo tiene la culpa de que siga leyendolas. El tema es que deja la vara tan alta que a veces cuesta leer el resto…como siempre te digo felicitaciones por tu prosa elegante y prodigiosa para estas reseñas, ojala tuvieran tantos comentarios como la foto del teaser del trailer de Supermengano 5…

Dejar un comentario