ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzada

14

Portada de El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzada

Edición original: The Dark Knight Returns: The Last Crusade USA
Fecha de salida: Septiembre de 2016
Guión: Brian Azzarello, Frank Miller
Dibujo: John Romita Jr.
Formato: Tomo cartoné, 64 páginas
Precio: 8,95 €

Cuando Frank Miller dio forma a “El regreso del Caballero Oscuro” y estableció que Batman llevaba un tiempo retirado principalmente por la edad y el cansancio de su cruzada, se dejaron caer varios motivos para que en su momento tomara una decisión que cambió su vida para siempre: la muerte de Robin. En su momento no se ahondó en qué pasó con Jason Todd más allá de mostrarnos el significativo mensaje “Jason Todd, un buen soldado” en la vitrina que contiene su traje, pero el mítico creador tenía guardado algo en la recámara para ampliar su particular universo.

Por ese motivo, al ponerse manos a la obra junto a Brian Azzarello para retomar esta versión de Batman en “Caballero Oscuro III: La raza superior”, ambos escribieron el especial “El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzada”, una pequeña historia que pretende profundizar en los últimos días de un Batman cansado y con dudas y el inminente peligro que acecha a Robin.

Pero ese suceso es solo la conclusión de la obra, el punto y final a una precuela que busca, de forma muy introspectiva, mostrarnos un Bruce Wayne que se hace preguntas sobre su papel en el mundo, su destino como vigilante enmascarado y su futuro en la lucha contra el crimen como mentor de un posible sucesor que podría ser o no Jason. Todo esto se envuelve en una reflexión que nos lleva por los rincones más violentos de Gotham, la perspectiva del paso de los años desde el punto de vista del protagonista y el salvajismo más sádico y retorcido del Joker, elemento presente en todo el cómic cuya única finalidad es la de poner nervioso a todo el mundo y crear tensión hacia lo que todos sabemos que va a llegar. Y llega, pero esto no es la versión “Una muerte en la familia” de Frank Miller. Es el viaje interior de un Bruce Wayne cansado, que siente que pronto será el momento de parar, pero no debe hasta que Jason esté listo para remplazarlo. Si es que llega a estarlo jamás.

Página de El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzadaPor otro lado, los medios de comunicación vuelven a plantear diversos dilemas y a ser las diferentes voces discordantes, a favor y en contra del justiciero, criticando esta vez el uso que hace Batman de los niños. Es un tema que se ha comentado casi desde la introducción de Robin en 1940 y que aún hoy puede llegar a crear algo de polémica, así que es bastante acertado que se use para cuestionar los métodos de Batman desde los medios de comunicación.

La aproximación a todo esto, la forma en la que se construye a Batman y se lo muestra vulnerable y las reflexiones sobre el paso del tiempo son los mayores aciertos de una obra que aporta varios matices interesantes al universo de Batman de Miller. La gran pega la encontramos en el otro protagonista del cómic, Jason Todd, que carece de desarrollo, orígenes o motivaciones más allá de querer dar palizas a los malos. Volvemos a lo mismo de siempre, si conoces al personaje ya sabes quién es o de dónde sale, pero no hubiera estado de más darle unas pinceladas porque no hay que olvidar que en el universo de Miller no se ha presentado a Jason Todd antes. Tan solo sabemos que fue un Robin que murió. Sin presentación es complicado empatizar con el personaje y cuando llega lo que tiene que llegar, de forma rápida, abrupta y algo tosca, no se consigue el efecto deseado e incluso uno se queda con la sensación de “¿y ya está?”. Tal vez sea porque el final del cómic es demasiado tajante y no nos permite explorar consecuencias inmediatas, pero un par de páginas más y algo de desarrollo para un personaje con potencial de sobras se habrían agradecido.

Teorizando un poco, tal vez esa ruptura tan pronunciada sea una forma de marcar un punto de inflexión radical sin que haga falta explicar nada más. Ahí cambia todo, se acaba todo. Batman, Robin, Joker. Ya no hay nada más hasta diez años después, cuando Bruce decide que es hora de volver. Aunque sigo pensando que unas consecuencias inmediatas hubieran sido interesantes.

Viñetas de El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzada

Pese a esa ruptura final, el ritmo del cómic es bueno y trae consigo grandes momentos, muy buenas ideas llevadas a cabo con acierto y una representación de Batman envidiable, muy reconocible incluso si está al final de su etapa como hombre murciélago. Los consejos del fiel Alfred o la reformada Selina Kyle calan hondo en el héroe y en el lector, porque se han cuidado los diálogos y las situaciones para que todo fluya de forma natural. No cuesta de imaginar que ese podría ser el camino oficial hacia los últimos días de Batman y que si alguna vez llegaran a hacerlo, sus fans quedaríamos conformes.

Página de El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzadaNo soy un gran fan de John Romita Jr., pero hay que reconocer que en este cómic ha acertado al intentar emular las composiciones de Frank Miller en la obra original aportando su propio toque. Hay cierta suciedad en las viñetas que casa a la perfección con el tono violento y salvaje con el que quieren impregnar la obra, algo que me recuerda mucho al trabajo que hizo en “Kick-Ass” y que, igual que aquí, me pareció un acierto.

Con todo, este especial es un añadido muy interesante para los seguidores de Miller y su Batman. El cómic se impregna de todas las bondades de ese universo y aporta nuevos elementos al mismo, que si bien no son imprescindibles para entender y admirar su obra, sí que aportan algo de luz a algunas situaciones de las que solo se habla por encima.

Lo mejor, sin duda, es la construcción de Bruce, la forma en la que vemos como física y mentalmente ya no está en su mejor momento y las dudas que lo invaden sobre seguir siendo Batman. Toda lo relacionado con esto, igual que la acción desenfrenada y la violencia sin control, está presentada de forma fantástica y hace que la lectura sea muy ágil, llena de contrastes y muy disfrutable. Si a esto sumamos que se presentan otros personajes de la galería de Batman, poco más queda que añadir. A mí se me ha hecho corto.

Eso sí, es un cómic para fans de “El regreso del Caballero Oscuro”. La obra está enmarcada en ese contexto y es bastante importante tenerla presente para disfrutar de este pequeño cómic. No es que no pueda leerse de forma independiente, pero si carecemos del impacto de lo que viene después y cierta base, este cómic no va a disfrutarse igual porque se queda cojo como algo único.

Javi Garcia

Otras entradas

[Cine] Descripción de nuevo metraje de Logan

Entrada anterior

[Cine] Dos spots y un featurette de Rogue One: Una Historia de Star Wars y a George Lucas le ha gustado la película

Siguiente entrada

14 comentarios

  1. Soy de esos “talifanes” que opina que TDKR se debería de quedar intacto tal y como está, pero saber qué ocurrió con Jason Todd en este universo, y eso que en su día se le podía haber acoplado lo ocurrido en ‘Una muerte en la familia” y ya está.
    Lo dicho, tras leer la reseña esta historia ha logrado mi curiosidad.

    1. Me ha gustado lo que han hecho con Bruce / Batman. Con Jason no tanto, que está metido en la historia un poco porque había que meterlo.

      1. Pues vaya, fíjate que ya de por sí Jason Todd es un personaje que nunca me ha gustado y hasta me “molestó” que lo trajeran de vuelta.

        1. Merece bastante la pena porque nos trae el Batman de Miller de verdad a pesar de no estar hecho por Miller. Es decir, el Batman que empezó con Year One y acabó con TDKR. Ese que tuvo que tener algún tipo de problemas con alguna medicación por lo sobreactuado y desquiciado que estaba en All star y en Dark Knight 2.
          Este Batman encaja perfectamente con el hmbre que empezó en Año Uno y volvió a ponerse la capucha en TDKR. Un Batman duro, obsesionado, violento, pero no un pirado risible.
          De hecho me está gustando Master Race porque se aleja tambien del pirado que Miller nos trajo en All Star. Aquello fue un sueño.

  2. Buena reseña y magnifico regalo para mi menda. Sin ser tan tajante como Groucho (por cierto ¿dónde queda eso de estos son mis principios y si no te gustan tengo otros?) he de reconocer que también me molesta que toquen ciertas obras (y TDNR es una de ellas) pero por parte debo de ser bipolar porque una parte de mi desea que lo hagan y además por más porquería que sea lo que saquen acabo comprándomelo, así que….respecto a esta obra (que me daba tantas ganas como miedo) he de decir que Javi me ha terminado de convencer (pide tu la parte proporcional de ganancias a la editorial). Por último sólo comentar, así de pasada, con relación a la muerte de Jason (eso es un spoiler?, a partir de cuantos años se les puede considerar desclasificados?) que quizás el personaje con el que se busca empatizar no sea Jason sino Bruce, además que por otra parte creo ni con toda una comuna de osos amorosos comiéndome la oreja sería capaz de empatizar con un Jason, pero eso es ya otra historia.

  3. Javi, en general ¿Qué te está pareciendo La Raza Superior? A mí me encanta El Regreso del Caballero Oscuro, pero las reseñas de All.Star y El Contraataque… y lo poco que he atisbado de ellas me han echado mucho para atrás y con este nuevo acto mantengo suspicacias que no terminan de desaparecer.

    1. DKIII está genial, es Miller dando lo mejor de sí con Batman… y si no te has leído All Star en lugar de dejarte llevar por las reseñas y demás opiniones te recomiendo que lo leas, a nivel visual es un pasote y tiene momentos en los que te partes de risa. La gente es demasiado purista con cosas que no lo merecen, Batman está ido de la chota y me creo perfectamente que haya maltratado a Dick de niño… 🙂 cuanto menos JAMÁS ha sido un buen padre, ni puede serlo por lógica, que no buen maestro o mentor. Lo que tengo claro es que para forjar a Dick en alguien capaz de ser un Robin y más tarde un sustituto casi a la altura del propio Batman, tuvo que haberlo hecho sufrir, por mucho que algunos lo nieguen o lo vean inconcebible, Batman no se anda con paños calientes… y es el máximo exponente de la disciplina más férrea que uno pueda imaginar.

    2. Solo he leído el primer número, por curiosidad más que nada. Estoy esperando a que la traigan en tomo a España, porque las grapas me dan mucha pereza.

    3. Muchas gracias a los dos

      Zatoichi: Mmmm, All Star ya le di una probadita… y para mí es un murciélago demasiado pasado de rosca. Vale, yo también pienso que del trauma a Bruce se le aflojaron un par the tornillos (Ya lo decía a JLU “I’m a rich kid with issues”), pero en este caso Miller creo que se pasó. Para dibujo pasote ya tengo Hush 😀

      Javi: Ya veo te pasa como a mí, que hasta que salga la recopilación….

  4. y la verdad el TDK III no me esta pareciendo tan bueno. es como que es un capitulo refrito de lo antes pasado. solo me gusta el hecho que el viejo sigue siendo mas inteligente que el resto. lo demas no me llega a sorprender como lo hizo el TDK original. veremos en que termina, solo faltan 2 capitulos y no veo que puedan sorprenderme

    1. Hombre, es que TDK es mucho comic, difícil superarlo no, lo siguiente… es una de esas obras a lo Watchmen que sólo sale una vez cada X décadas, si es que sale.

      1. Coincido con eso de que TDK es mucha obra, es justamente ese contexto con un reagan eternizado, una evolucion sucia de todos los personajes lo que no tiene esta tercera parte. todo es muy limpio.

    2. Bueno, al menos no es repelente como Strikes Back ¿no?

  5. me gusto mucho el comic y tam corto no es me tomo como una hora y un poco mas acabarlo XD

Dejar un comentario