ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Robin, hijo de Batman núm. 1

1

Portada de Robin, hijo de Batman núm. 1

Edición original: Robin: Son of Batman núms. 1 a 6 USA
Fecha de salida: Mayo de 2016
Guión: Patrick Gleason
Dibujo: Patrick Gleason
Formato: Tomo rústica, 160 páginas
Precio: 14,95 €

Casi una década después de su creación, Damian Wayne ha vivido de todo como el hijo de Batman y como Robin. Lo hemos visto pelear contra sus propios demonios, intentar reconducir su destino y alejarse de las imposiciones del linaje de los Al Ghul e incluso morir y regresar de entre los muertos con una sobrecarga temporal de superpoderes. El tiempo pasa y después compartir protagonismo primero con Dick Grayson y después con su padre, Bruce Wayne, el último de los petirrojos se atreve a dar el salto en solitario para protagonizar una serie regular propia, “Robin, hijo de Batman”.

Patrick Gleason continúa su labor como dibujante del héroe, ya era el artista regular en “Batman y Robin”, aunque esta vez lo hace como autor completo y escribe también el guión de la serie. Una apuesta arriesgada y muy personal con la que explorar el enigmático pasado del personaje y su aprendizaje entre asesinos para convertirse en el gobernante del mundo.

Pero durante sus años de preparación Damian cometió muchas atrocidades de las que ya no se siente orgulloso, por lo que en un intento desesperado de limpiar su consciencia y ser un digno heredero del legado de Batman, buscará redimirse de todos sus pecados y purificar su alma. Es hora de deshacer todo el mal hecho durante el año de la sangre, lo que para Damian fue una última gran prueba con la que demostrar ser digno y que realmente escondía algo más de lo que ahora puede redimir.

Página de Robin, son of Batman #1Desde el inicio del Nuevo Universo DC en septiembre de 2011 y el número uno de la cabecera “Batman y Robin”, Peter Tomasi y Patrick Gleason tomaron las riendas del dúo dinámico formado a partir de entonces por padre e hijo. Varios años han pasado y ha llovido mucho, pero el viaje de Damian Wayne no ha terminado y después de como acaba el último número de “Batman y Robin”, sin que “Convergencia” sea un impedimento de nada para estos personajes, es el momento de que el joven Wayne enmiende sus errores del pasado para estar a la altura de su padre en lo que a ideales de la justicia respecta.

Con esa base como punto de partida y apoyándose en un personaje al que conoce sobradamente bien, Patrick Gleason da forma a un relato lleno de misterio y misticismo que aparentemente es tan solo una historia más de venganza y redención. Igual que en el inicio de la anterior etapa del personaje, Nadie hace acto de presencia y se revela como la primera gran amenaza a la que Damian deberá enfrentarse, aunque esta vez los matices cambiarán todo el juego y tras la máscara estará la hija de Ducard, Maya. Y sí, busca venganza contra aquel que mató a su padre, pero igual que Damian, Maya encontrará una luz que seguir para poder encontrar la determinación necesaria con la que redimirse. Al fin y al cabo, los paralelismos no son pocos y es una idea con la que se juega constantemente, por lo que la senda de la redención va a estar algo más concurrida de lo habitual.

Página de Robin, son of Batman #1Pero a Gleason, que habitualmente es dibujante y no narrador, le cuesta encontrar un gancho para la historia y esta empieza algo caótica. En seguida se repone del primer asalto y todo se encauza poniendo sobre la mesa una reflexión interesante al mismo tiempo que se recuperan elementos característicos del entorno pasado de Damian y una misión que esconde mucho más de lo que el ojo puede ver a simple vista. Las conspiraciones y los planes ocultos han sido una constante en la Liga de Asesinos, incluso cuando Ra’s al Ghul quería apoderarse del cuerpo de Damian sin permiso del chico o de su madre, así que esta vez no va a ser diferente. Cuando Gleason encuentra su camino, las motivaciones del héroe y un hilo mucho más concreto para desarrollar la trama, esta mejora considerablemente y a partir de ahí puede dedicarse a explorar la relación entre el proyecto de héroe y los nuevos personajes que se van introduciendo. Se crean muchas tensiones entre ellos pero la dinámica es una maravilla.

Artísticamente no hay mucho que añadir a todo lo que se ha dicho de Gleason en reseñas anteriores, que no han sido precisamente pocas. Su representación de Damian Wayne / Robin es una de mis favoritas aunque con otros personajes no termine de afinar bien las caras. Por lo demás, buenas composiciones, acción bien representada y mucha fuerza en cada situación que lo requiere, que no son pocas conociendo el carácter de Damian.

El rojo vuelve a ser protagonista absoluto, no solo por el uniforme de Robin y la agresividad que le confiere al dibujo en general sino también por la presencia de Goliat y los ligeros detalles del traje de Nadie. Combinado con los constrastes del negro y otros colores, le da mucha vida al cómic.

Página de Robin, son of Batman #2Con todo esto y por lo continuista que es con la anterior etapa de “Batman y Robin”, “Robin, hijo de Batman” es una colección imprescindible para los seguidores del último Robin, tan arrogante como entrañable. Su regreso de entre los muertos ha abierto un interesante abanico de posibilidades con las que Gleason puede jugar para que Damian se redima y el co-protagonismo forzado que ha tenido en estos números junto a la hija y sucesora del Nadie original es una fórmula acertada que nos ofrece algunos momentos muy entrañables.

Personalmente me costó meterme en la historia debido a las primeras páginas, quizás porque esperaba algo diferente, de corte más urbano y menos místico, pero en cuanto Gleason establece lo necesario para narrar la historia todo cae por su propio peso y funciona a la perfección.

El viaje de Damian acaba de empezar y después de lo que ocurre al final de este tomo el joven héroe debe embarcarse nuevamente hacia Gotham para enfrentarse en una guerra por el emblema por el que tanto ha luchado para estar a la altura. La redención es una meta difícil de alcanzar y Damian, heredero de Wayne y Al Ghul, está cada vez más cerca de expiar sus pecados como demonio y desplegar completamente sus alas como murciélago.

Javi Garcia

Otras entradas

[Series] Carly Pope se une a la quinta temporada de Arrow como Susan Williams, una reportera de Coast City

Entrada anterior

[Cine] La veterana Tyne Daly se une al reparto de Spider-Man: Homecoming

Siguiente entrada

1 comentario

  1. En términos llanos me gustó, espero el segundo con interés.

Dejar un comentario