ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Salvaje Lobezno 36

2

Portada del cómic español Salvaje Lobezno 36

Edición original: Savage Wolverine 9-11
Fecha de salida: Mayo de 2014
Guión, dibujo y portada: Jock
Formato: Comic book, 64 páginas
Precio: 4,25 €

La colección estadounidense Savage Wolverine está concebida como una serie independiente no solo ya a Lobezno, sino también al Universo Marvel en general. Básicamente su funcionamiento se reduce a tener un plantel de artistas que se va rotando y dejando su historia autocontenida (o autoconclusiva), variando la cantidad de números sobre los que se desarrolla el arco.

Panini Cómics está editando estos cómics de una manera acertada en España al crear ejemplares comic books que reúnen todos los números de los arcos, teniendo así toda la historia en uno -salvo para el caso de la primera, de Frank Cho-. La única parte negativa es que está intercalando la edición de esos números -para así hacer tiempo y poner publicar todos los números del arco juntos- con la publicación de la serie Wolverine Vol. 5, por lo que la serie cabecera de Lobezno no se edita con periodicidad regular en España.

Por ejemplo en el número 36 publicado por Panini tenemos los números 9, 10 y 11 de Savage Wolverine, que es un arco creado íntegramente, a excepción del color que es de Lee Loughidge, por Jock, artista que desde hace tiempo quería meterle mano al personaje.

Estamos ante una historia completamente independiente a todo lo que está ocurriendo actualmente en el universo Marvel, situada en un tiempo futuro e incluso en otro planeta. Tres números para los que no es necesario tener ningún conocimiento previo, con inicio y final propio.

El artista Jock, con basta experiencia ya en el mundo de las viñetas, andaba desde hace ya varios años poder encargarse de Lobezno, no únicamente para dibujarlo, sino también asumir la tarea de escritor para contar una pequeña historia, sin muchas pretensiones. Para ello, pidió, una vez que tuvo hueco en la agenda, tener carta blanca para contar lo que quisiera alejado de toda la historia que rodea al personaje. El resultado es lo que se incluye en este ejemplar. Tres números que muestra una historia singular la cojas por donde la cojas.

Desde el primer momento veremos que estamos ante un escenario diferente, surgiéndonos rápidamente multitud de preguntas. No es que nos hayamos equivocado. Jock nos lleva hasta un lugar y un momento futuro indeterminado para esta historia en la que el verdadero protagonista no es Lobezno.

Interior del cómic estadounidense Savage Wolverine #9, dibujo por Jock

A diferencia de la historia autoconclusiva previa, la que tuvimos a Salvaje Lobezno 32 (Savage Wolverine #6-8), aquí no se trata de centrarnos en Lobezno viéndolo hacer lo que mejor sabe hacer. El foco de atención se coloca sobre un joven llamado Kouen, que de estar situada esta historia en la cronología actual de sucesos, sería un personaje que daría mucho que hablar.

Siendo sinceros, hay que reconocer que la historia propuesta de Jock carece de innovación, pues el origen de este joven no deja de provenir de algo que ya se ha tratado en tantas ocasiones en libros y cómics -no necesariamente de superhéroes-. Sin embargo, Jock nos lo cuenta de una forma maravillosa, y como buen narrador que Jock es, crea un relato que se hace ameno e interesante. Me he sentido completamente enganchado a la historia, haciéndoseme hasta corta con tan solo tres números.

Sus dibujos es la parte que más puede chocar si no estamos muy acostumbrados a sus trazos sin refinar. Ese arte frenético y “borroso” tan característico suyo el que nos puede desubicar en un primer momento, pero al final veremos como su estructura y ritmo rozan la perfección. La contrapartida es que su diseño de Lobezno huye del clásico voluminoso al que estamos tan acostumbrados, pasando por el hecho de que se ahorra dibujar el rostro de Lobezno en muchas ocasiones y acabando en que Jock no se entretiene demasiado en crear los escenarios, que en su mayoría son paisajes y habitaciones vacías. Por lo general, tenemos geniales viñetas, sobre todo las páginas que abren los dos primeros números.

En un vistazo en conjunto a los tres números, estamos ante una narración rápida con diálogos directos, muy al estilo de Lobezno, con un arte único. Este ejemplar de Panini, pese a que no esté editado en rústica, lo que le daría mejor presencia, se trata del cómic ideal para aquellos que quieren seguir disfrutando de Lobezno de manera independiente, sin tener que emplear recursos en el resto del universo Marvel para estar al día de lo que ocurre y comprenderlo todo, con el desembolso de tiempo y dinero que eso suele supone. Ojalá todos los personajes tuviesen números independientes como estos.

Interior del cómic estadounidense Savage Wolverine #11, dibujo por Jock

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cómics] Grant Morrison interesado en escribir a Flash, revela que ya ha recibido alguna oferta

Entrada anterior

[Cómics] Tom Brevoort, de Marvel, niega los rumores de cancelación de los cómics de los Cuatro Fantásticos

Siguiente entrada

2 comentarios

  1. Justo me leí ayer este número y no podría estar más de acuerdo con el redactor de esta reseña. He disfrutado más con este número que con toda la etapa de Cornell. Me encantó y enganchó de principio a fin. Lo recomiendo a todo el mundo, en especial a los fans de nuestro querido lobezno.

  2. Muy buen numero, de lo mejor que he visto en bastante tiempo de Logan. Este tipo de historias, al igual que El viejo Logan, le sientan muy bien al personaje, royo Mad Max en un futuro post-apocaliptico al que ha llegado gracias a su factor curativo. Es mas, si fuese por mi haria una serie de ese estilo, con un Lobezno casi inmortal pero con el peso de todo lo que ha vivido a sus espaldas, teniendo que convivir con sus recuerdos viendo en qué se ha convertido el futuro.

Dejar un comentario