ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

[Reseñas] Spider-Man, núm. 29

0
Portada de Spider-Man, núm. 29

Edición original: Spider-Man Annual. núm. 1 USA
Fecha de salida: Noviembre de 2018.
Guión: Bryan Edward Hill y Emily Ryan Lerner.
Dibujo: Nelson Blake II con Alitha E. Martinez, Mark Bagley y Alberto Alburquerque.
Formato: Grapa, 40 págs. A color.
Precio: 3,25 €

La historia de Miles Morales siempre ha estado clara desde sus inicios, pero, desde que se unió a la Tierra Primordial, sus orígenes se han vuelto difusos al haber habido cambios en su vida, como que su madre siguiera viva en este mundo. En este número de Panini Cómics, se recopila el Annual que da algunas respuestas que muchos estaban esperando sobre la nueva continuidad de Miles Morales, además de una aventura contemporánea del trepamuros.

Con esta premisa, el número arranca con Miles recordando unas palabras que le dedicó su tío por su cumpleaños cuando era joven. Inevitablemente, ese consejo le lleva a rememorar un evento de su vida que lo definió inevitablemente como un superhéroe.

Pese a que se nota la falta de Brian Michael Bendis en el guión, la historia que nos narra Bryan Edward Hill consigue empatizar con el lector y le da un nuevo giro a Miles que le hace más interesante al comprender una de las grandes verdades del mundo de los superhéroes y que Peter Parker todavía evita pensar en ella: No se puede salvar a todo el mundo.

Como podemos ver en este número, Miles comenzó a estudiar en la academia Brooklyn Visions gracias a un golpe de suerte, lo que le hace sentir un poco de inferioridad respecto a sus compañeros. Sin embargo, Ganke y Brent tienen un plan para Miles, presentarle a Olivia en la inauguración de una tienda de ropa. Ambos comienzan a hacer buenas migas, pero todo se va al traste debido a la invasión secreta de los Skrulls, quienes empiezan a destruir la tienda. Sin pensárselo dos veces y tomando a Spider-Man como inspiración, Miles coge prestadas algunas ropas y se viste para la ocasión para derrotar a los invasores. Pese a sus buenas intenciones, mientras Miles pelea con los Skrulls se evidencia la poca experiencia que tiene, aunque consigue salir victorioso. Aun así, la victoria se torna amarga en cuanto vuelve la vista atrás, lo que le hace replantearse el consejo de su tío y devolverle el dinero con origen dudoso.

Tras esta historia, pasamos a una más contemporánea en la que Ganke practica para sacarse el carnet de conducir. Al contrario que la anterior, en Ceda el paso predomina la comedia tanto por parte de Ganke como de Miles, ofreciendo una pequeña aventura en la que Turbo hace gala de una pequeña aparición.

En general, la trama de este número es emotiva y aclara bastantes dudas acercas del nuevo pasado de Miles, que ahora sabemos que vivió la invasión secreta de los Skrulls y que observaba a los héroes por las noticias, teniendo una gran admiración por Spider-Man. Por otro lado, la pequeña historia titulada Ceda el paso es un añadido extra con carácter cómico cuyo objetivo es, ni más ni menos, que mostrar el cambio que produjo en Miles la primera historia. Tal vez no sea la segunda historia no sea la más emocionante o dramática, pero complementa muy bien la primera y ayuda a descansar de tanta tragedia con el humor típico de Ganke.

Como detalle a destacar, no solo la invasión de los Skrulls es un buen guiño a los fans más antiguos, además del villano de la primera página; sino que también hay uno más cercano a lectores jóvenes y fans del MCU, el cual se basa en Miles Morales vistiendo un traje casero muy similar al que pudimos ver en Spider-Man: Homecoming. Si juntamos el traje junto con la personalidad de Miles en este número, podría incluso decirse que guarda algunas semejanzas con el Spider-Man de Tom Holland, guardando las distancias.

De entre todos los personajes secundarios, podríamos destacar a Ganke y Brent. El primero ya lo conocemos de los números anteriores de Miles Morales, pero el segundo hace su primera aparición en este número como mentor de Miles. El personaje de Brent es simpático y funciona muy bien con el dúo Miles-Ganke, llegando incluso a dar la sensación de que sería deseable verlos como trío de amigos en otras aventuras. También merece una mención especial el examinador del carnet de conducir de Ganke, quien logrará esbozar alguna sonrisa al espectador por las situaciones que genera y por el nerviosismo del propio Ganke. Todas aquellas personas que hayan pasado por un test de conducir, sin duda, les traerá recuerdos de aquella etapa que, para muchos fue fácil, y para otros un quebradero de cabeza.

Spider-Man, núm. 29. Página de muestra.El ritmo de este número es más agradable que en los últimos números de Miles, ya que el de estos era más lento y no se intensificaba mucho, salvo en algunos momentos. Sin embargo, aquí es todo lo contrario, pues los guionistas van directos hacia la historia que quieren contar, yendo de un ritmo más pausado a uno más intenso conforme pasan las páginas.

A nivel artístico contamos con Mark Bagley para los dibujos del presente y con Nelson Blake II y Alitha E. Martinez para las partes del pasado en la primera historia. Pese a la diferencia que marcan los diferentes estilos, la elección de los dibujantes es acertada, puesto que el pasado de Miles se representa con un dibujo más juvenil que cuando ya actúa como Spider-Man, donde prima el detalle. Por otro lado, la historia de Ceda el paso está representada por Alberto Alburquerque, el cual nos ofrece un estilo algo desenfadado, con unas expresiones y posturas algo extrañas o forzadas.

Como anotación final, considero que este número es un buen puente hacia la nueva colección del joven trepamuros, Miles Morales: Spider-Man, que ya podemos confirmar que Panini Cómics la publicará a lo largo de 2019.

Puedes adquirir “Spider-Man, núm. 29” aquí.

 

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Cine] Deadpool se sincera en la nueva promo de Once Upon a Deadpool

Entrada anterior

[Curiocómics] Cómics en live-action: Bane

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en Artículos