ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Spiderman, núm. 2

0
Portada de Spiderman, núm. 2

Edición original: Spider-Man, vol. 3, núm. 2 USA
Fecha de salida: Febrero de 2020.
Guión: J.J. Abrams y Henry Abrams.
Dibujo: Sara Pichelli.
Formato: Grapa, 32 págs. A color.
Precio: 3,50 €

Hace unos años, un misterioso ser llamado Cadavérico apareció con sus secuaces en busca de Spiderman, por lo que la batalla no tuvo ningún tipo de cuartel. Peter dio lo mejor de sí, pero perdió un brazo y a Mary Jane, lo mejor de su vida, por lo que optó por desaparecer como si hubiera muerto en batalla. Doce años después, el pequeño Ben guardaba ira contenida desde el funeral de su madre, y no toleraba que nadie atacara a ningún inocente, ni a los que hacían bullying, por lo que le expulsaron, lo que provocó que Peter Parker y él no tuvieran una buena relación padre-hijo. Tras dejarle en casa de tía May y romper la puerta sin querer, Ben soñó con su madre y se despertó en el techo, por lo que May le explicó cuál era su origen y su destino.

La historia (puede contener SPOILERS) daría comienzo con Peter Parker cubriendo una noticia de un desastre mientras Ben se siente incapaz de perdonar a su padre por abandonarle y dejar que su madre muriera. En el instituto Faye le invita a salir después de saber lo que he hizo al abusón y Ben quema su traje de Spiderman, pero se arrepiente al saber que ella tiene una identidad secreta como heroína. Por suerte, May tenía un recambio. Como Spiderman y Marcadora hicieron algún chanchullo mientras debatían en las calles sobre que cualquiera puede ser un héroe y que todos tienen una gran responsabilidad; hasta que la policía apareció y les obligó a detenerse. Sin pensárselo dos veces, Ben utilizó sus redes para escapar entre los rascacielos. Sin embargo, al aparecer públicamente como Spiderman, tuvo que hacer frente de nuevo a las viejas amenazas de su padre y a una a la que no quería mirar a los ojos.

Spiderman, núm. 2. Página de muestra.En general, la trama de este número se siente más corta de lo normal, aunque da un pequeño-gran paso al volver a poner a Spiderman sobre el tablero para que amigos y enemigos vuelvan a alzarse y subir al escenario contra Cadavérico, aunque también hay que tener en cuenta una parte del discurso de Faye. Y es gracias a los valores que imparte Faye, que se le da una pequeña vuelta de tuerca a este cómic de Spiderman, aunque no mucha.

En cuanto a los personajes, Ben es un adolescente todavía en la edad de aprender muchas cosas en la vida y comete muchos errores y culpabiliza sin ni siquiera empatizar con los demás, pensando únicamente en sus sentimientos, lo que hace que en primera instancia quiera borrar todo legado quemando el traje hasta que vio que eso le daba una oportunidad con Faye. No obstante, poco a poco iría adquiriendo alguna lección de lo que es ser un héroe, pero no por su parte. Peter Parker huyó, sí, pero según nos muestra este tebeo parece ser que Peter quedó tan traumatizado que quedó refugiado en el dolor y quiere transmitir al mundo con su cámara como ese dolor todavía persiste. Faye es una adolescente rebelde que empuja a Ben a hacer alguna cosa irresponsable, aunque le da algunas lecciones de moral bastante importantes como que cualquiera puede ser un héroe y que todos tienen una gran responsabilidad, no solo unos pocos, lo que aligera un poco la carga al ideal del héroe.

Spiderman, núm. 2. Página de muestra.Sobre el ritmo, los hermanos Abrams tienen un ritmo demasiado acelerado en este número y las viñetas y hechos pasan tan rápido que no da tiempo a digerirlas en algunos casos, por lo que la historia en general del número puede sentirse demasiado corta una vez has terminado la lectura -o al menos a nosotros nos lo ha parecido-.

A nivel artístico, Sara Pichelli realiza un buen dibujo tanto en diseños como en fondos y expresiones, pero en ocasiones hay viñetas en las que las proporciones de los personajes resultan extrañas como cuando Spiderman sujeta una roca para salvar a un civil -o, al menos, podría haber estado más trabajada para que no hiciera levantar la ceja en el lector nada más verla-.

En definitiva, considero que estamos ante un número que enciende las chispas de lo que está por venir en cuanto a la acción mientras deja un buen mensaje para nuestro protagonista.

Puedes adquirir “Spiderman, núm. 2” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Series] Los regresos que casi vimos en el episodio 100 de Supergirl

Entrada anterior

[Cine] Daniela Melchior anuncia que ha terminado de rodar sus escenas de The Suicide Squad

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario