ArtículosCómicsPlaneta de Agostini CómicsReseñas cómics

Star Wars nº 01. En la sombra de Yavin

1

Portada del comic español Star Wars nº 01. En la sombra de Yavin

 Edición original: Star Wars #1-6, The Assassination of Darth Vader
Fecha de salida: Septiembre 2013
Argumento: Brian Wood
Dibujo: Carlos D’Anda
Formato: Tomo rústica, 152 páginas
Precio: 15,95 €

Este pasado septiembre Planeta DeAgostini comenzó publicando en España una esperada serie de Star Wars, que ha conseguido una crítica más que positiva cuando Dark Horse la publicó originariamente en Estados Unidos. Se trata de la titulada originiramente tan sólo como “Star Wars”, siendo sin lugar a dudas lo más identificativo el nombre del guionista encargado, Brian Wood. Este estadounidense ha trabajado sobre todo en series más alejadas de nuestra temática (aunque alguna cosita ha tenido relacionado con los superhéroes en Marvel), en Dark Horse es está encargando actualmente de la colección de Conan.

Esta serie se sigue editando en la actualidad. Comenzó en este enero en Estados Unidos, y en octubre ha llegado su décimo número. Este ejemplar que aquí reseñamos se ha titulado “Star Wars nº 01. En la sombra de Yavin” y recopila los seis primeros números, incluyendo el primer arco argumental llamado “En la sombra de Yavin”; más un cómic que se regaló durante el día del cómic gratis de Estados Unidos, llamado “Star Wars: The Assassination of Darth Vader”, que cuenta una curiosa historia, también de manos de Brian Wood.

Wood ha situado la historia en pleno marco de la trilogía clásica. Nos encontramos entre el episodio IV y V, “Una nueva esperanza” y “El Imperio contraataca”, justo después de que los Rebeldes hayan conseguido destruir la Estrella de la Muerte del Imperio, para abarcar un espacio de tiempo que no se muestra en las películas e intentar aportar algo nuevo al fan de la saga.

En concreto podemos hablar de tres grupos de protagonistas. En primer lugar tenemos a Luke Skywalker y a Leia Organa, que aunque bien podrían separarse (teniendo así cuatro grupos) se pueden agrupar perfectamente porque sus caminos van de la mano. La Alianza Rebelde tiene en estos momentos la necesidad de encontrar un nuevo planeta que utilizar como base de operaciones, y la Princesa Leia es la encargada, con la ayuda de Luke, de buscar ese planeta. Sin embargo su misión se ve constántemente interceptada por los Imperiales, lo que les hace pensar a la Alianza que podría haber un problema de seguridad en sus filas.

El segundo es Han Solo y Chewbacca. Son los que menos aparecen en estos números pero los que aportan el toque de humor a la colección, y por tanto un aire diferente. No se entra en demasiados detalles sobre su historia, pero sí podemos avanzar que se encuentran realizando un encargo especial de la Alianza, siendo en consecuencia una importante de prueba de lealtad. Al igual que en el Episodio IV se aborda pues de qué calaña está hecha Solo, si de alguien despreciable que sólo busca el dinero o si es leal a sus amigos y a una causa.

Por último, tenemos a los Imperiales, y sobre todo a Darth Vader. Tenemos aquí uno de los lados más interesantes, para mi gusto, de la serie. Precisamente se intenta dar respuesta a qué efectos tuvo para el Imperio la destrucción de la Estrella de la Muerte, el gran arma del Imperio sobre la que había puesto todos sus recursos y esfuerzos. Así veremos cómo se ha tomado el Emperador la destrucción de la misma, las decisiones que ha tomado consecuencia y el duro trago que tuvo que pasar entonces Vader. Además Vader es el protagonista de ese último número que se ha adosado al ejemplar. Un regalo de escasas ocho páginas que vienen a mostrarnos cómo es Darth Vader. Sin duda se nos hace corta.

Interior del cómic estadounidense Star Wars #1, dibujo por Carlos D'AndaComentaba previamente que la serie quiere aportar algo al lector. El gran atractivo de la serie es que no vuelven a contarnos lo que ya hemos visto en las películas, ni tan siquiera un rápido recuerdo de determinadas partes. Pese a que como veis los personajes son los principales de la trilogía clásica, en estos cómics realmente se llegan a aportar nuevas perspectivas de la personalidad de los mismos, sobre todo de Luke y de Leia. Los veremos a ambos bajo una alta presión y casi desbordados. El primero porque no sólo ahora es un héroe para la Alianza, sino porque ha entrado en un campo que desconoce por completo y que no deja de darles sorpresas, como es la Fuerza. La segunda, porque tiene una alta responsabilidad dentro de la Alianza, al mismo tiempo que entran en juego sus sentimientos hacia Luke, ya que ni ella misma lo tiene claro.

Argumentalmente el trabajo de Wood es maravilloso. No podemos sin embargo decir que sea excesivamente innovador, dado que la trama principal no deja de ser la clásica de espionaje. Es su control de la intriga, las dosis de acción recubiertas del toque espacial y unos trabajados diálogos los que hacen que podamos afirmar sin temor a equivocarnos que se trata de una historia perfecta de Star Wars (siempre y cuando te guste la etapa en la que se centra), con el añadido de que que no se contradice con lo que ya sabemos de las películas.

En el apartado de los dibujos tenemos a Carlos D’Anda, quien goza de algunos trabajos en la casa DC, por ejemplo con los cómics del juego “Batman: Arkham City” o trabajos sueltos en la Liga de la Justicia, más otras obras fuera de nuestra temática como Thundercats. Su trabajo es más que correcto pero al mismo tiempo desigual. Su calidad no se mantiene constante a lo largo de todo los números, y tan pronto pasamos de una página magistral por el maravilloso toque que le da cuando se trata de dibujar tecnología (caso de naves y robots) a una con viñetas que pecan de sencillas por su básica forma de dibujar las caras. Pese a que los rostros de los personajes no corresponden fielmente a la de los actores, la inspiración está clara, lo que hace que podamos calificar de su trabajo de soberbio en general, aunque se le podrían achacar algún defecto.

Finalmente, el tema de la edición es la habitual de Planeta. Tomo en rústica más que adecuado, achacable como siempre el proceder de la editorial con las portadas de los números, que algunas no las incluye al final del ejemplar porque son las que usan para la cubierta y contracubierta.

En mi caso concreto, la trilogía clásica de películas es mi favorita de las seis que tenemos hasta la fecha de Star Wars pero por el contrario no es mi etapa del universo Star Wars preferido, entre otras porque me atrae más la profundización en el tema de los Jedi y la Fuerza. Por lo tanto, estuve inicialmente resistente a este ejemplar, pero al final ha acabado enganchándome. La intriga ha podido conmigo y me he quedado con ganas de más.

Interior del cómic estadounidense Star Wars #1, dibujo por Carlos D'Anda

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cómics] Novedades de Panini Cómics para diciembre de 2013

Entrada anterior

[Cine] Samira Wiley estaría encantada de ser Sue Storm en el reinicio de los Cuatro Fantásticos

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Se saldría que en el guión de la 7 le echaran huevos e hicieran un viaje en el tiempo al estilo regreso al futuro 2, donde los acontecimientos se mezclan con los de la primera película. Useasé que se recreasen momentos de la trilogía clásica con alguna historia paralela en Hoth, Tatooine, la estrella de muerte…se saldría ver así momentos de las primeras películas desde otra perspectiva.

Dejar un comentario