ArtículosCómicsPlaneta de Agostini CómicsReseñas cómics

[Reseñas] Star Wars (tomo recopilatorio) 1

1

Imagen portada del cómic español Star Wars (tomo recopilatorio) 1, de Planeta Cómic

Edición original: Star Wars #1-6 USA
Fecha de salida: Abril de 2016
Guión: Jason Aaron
Dibujo: John Cassaday
Formato: Tapa dura sin s/cub. (cartoné)
Precio: 14,95 €

La compra de la franquicia Star Wars por parte de Disney ha traído consigo una nueva etapa para los fans de la saga galáctica. No solo en el mundo de las películas, si no también en el universo de los cómics y libros, pues al ser Disney propiedad de Marvel, ha llegado una fresca oleada de historietas bajo el sello Marvel. Un amplio catálogo de cómics se están lanzando, pero uno de los que más destaca es el colección de Jason Aaron y John Cassaday, que viene a ampliar el vasto universo que hay más allá de las películas.

Esta colección supone el reinicio de todo el Universo Expandido de Star Wars en el mundo de los cómics situándose poco después del Episodio IV, cuando la Alianza Rebelde se encuentra eufórica tras su Batalla de Yavin y la consecuente destrucción de la Primera Estrella de la Muerte. Llenos de esperanzas de poder vencer al Imperio de una vez por todas, los Rebeldes continúan organizándose para, al más puro estilo guerra de guerrillas, ir destruyendo los puntos estratégicos del ejercito Imperial. Unas misiones de las que no se pueden quedar fuera nuestro trío protagonista Han Solo, la Princesa Leia y Luke Skywalker, que al igual que en la trilogía original, son los conductores de la trama.

Este mes de abril, Planeta Cómics ha comenzado a reeditar en formato tomo estos cómics que ya vienen publicando en formato grapa (en este mes por el #13), siguiendo la misma línea que en Estados Unidos donde también publican en grapa (andan por el #16) y en tomos recopilatorios. Este primer tomo recoge los primeros seis números de la colección, que a su vez conforman el denominado Book I: Skywaker Strikes con dos tramas argumentales.

La primera de las tramas que decimos que trae narra el golpe de los Rebeldes a la mayor fábrica de armas de la Galaxia del Imperio Galáctico, y por tanto, principal proveedor de armamento para el Imperio. Una fábrica que de conseguir destruirla, se asestaría un duro golpe al Emperador. Una misión en la que tenemos dosis de infiltración y acción por igual, elementos que recuerdan poderosamente a la trilogía original de películas, sobre todo a aquel primer episodio IV con Han y Luke infiltrándose en el Destructor Imperial.

Imagen del interior del cómic Star Wars #1, arte por John Cassaday
En la siguiente trama, nuestros protagonistas separan sus caminos. Han Solo lleva a la Princesa Leia a un remoto lugar con una intención muy diferente a la que espera la decidida Leia. Por su parte, Luke quiere seguir entrenándose en el camino de los Jedi, por lo que se dirige a Tatooine para visitar el hogar del viejo en Kenobi. Los caminos de ambos se ven truncados al recibir una visita completamente inesperada.

El escritor Jason Aaron, quien ha tenido geniales trabajos en Marvel Cómics en el Universo Mutante (sobre todo con Lobezno) pero también con otros personajes como Thor, ha querido tener como gran referente al universo de películas. El estilo de diálogos, la sucesión de acontecimientos, los puntos de humor e incluso las relaciones entre los personajes son prácticamente una continuación de lo visto en aquellas películas. Esto supone un elemento extremadamente positivo para que todo aquél que disfrutase con estas, disfrute aún más leyendo estas páginas como si de un Episodio 4.5 estuviésemos hablando.

Imagen del interior del cómic Star Wars #1, arte por John CassadayLa historia del golpe a la fábrica (que se desarrolla en los números del 1 al 3) un comienzo espectacular, con fuerza y ritmo, para un reinicio en los cómics, pero ya al pasar a la segunda trama (números 4 al 6) se pierde el buen ritmo que tienen los primeros números de la colección. Esta segunda consigue seguir manteniéndonos pegado a las páginas pero con una trama menos interesante. Pese a todo, es un genial tomo de arranque para una colección.

Tema peliagudo es si entramos ya en comparaciones con todo el Universo Expandido creado por Dark Horse a lo largo de tantos años. Los fans que hayan disfrutado con todo lo que habíamos tenido hasta el momento, difícilmente van a poder emocionarse más con este “reinicio”. Ante del golpetazo que supone saber que todo ese Universo Expandido ha sido tirado por tierra en pos del Universo que ahora nace, es fácil cuestionar qué novedad van a conseguir aportar. Una novedad difícil de aportar en un Universo más que explotado durante décadas.

Aunque tengamos poca novedad, se nota claramente que Aaron es un gran fan del universo Star Wars, o como poco, se ha empapado muy bien de este universo. La historia encaja a la perfección con el universo de las películas. Así, podemos ver a un Han Solo y una Princesa Leia que aún tienen “diferencias” respecto al tipo de relación que quieren tener, o a un Luke Skywalker que es un aún inexperto Jedi. Mucho más impulsivo e inexperto del Luke ya Maestro Jedi que se puede ver en el Episodio VI.

John Cassaday se encarga de los dibujos, un gran artista pero que no venía dejando sus mejores trabajando últimamente. Sin embargo, se ha puesto ante un doble reto. No solo el realizar esta peligrosa labor, donde todos los fans estarían con la escopeta cargada a la búsqueda de fallos donde atacar, si no que además ha jugado muy mucho con los primeros planos y las expresiones faciales, que nunca han sido uno de sus mayores fuertes. Retos que ha superado con sobresaliente. Criticable alguna viñeta que otra, pero son más bien fallos puntuales. El resto del trabajo derrocha calidad por los cuatro costados, y de nuevo, con las películas como referente, pues precisamente, Cassaday ha calcado los rostros de los actores Harrison Ford, Mark Hamill y Carrie Fisher. Todo esto sin descuidar el resto de elementos también importantes, como son los escenarios, los atuendos del Imperio y la ambientación en general.

Imagen del interior del cómic Star Wars #3, arte por John Cassaday

En resumidas cuentas, un cómic de lectura cercana, divertida y que consigue trasladarnos rápidamente al Universo Star Wars sin que nos demos cuenta. Un tomo 100% Star Wars que todo fan conseguirá disfrutar, y sin lugar a dudas, una manera soberbia de empezar una nueva saga.

Respecto a la edición realizada por Planeta, es una delicia esta reedición en tapa dura a modo recopilatorio (que no deja de ser el tomo ‘Star Wars Vol. 1: Skywalker Strikes’ publicado también en Estados Unidos), y sobre todo con tan poca diferencia de tiempo respecto al formato grapa. Un formato cómodo y que permite su mejor conservación, y todo a un precio más que ajustado.

Sí señalar que se hubiesen agradecido algunos contenidos adicionales, por ejemplo como bocetos o bosquejos de viñetas o portadas alternativas, pues Star Wars #1 tuvo cerca de 70 portadas alternativas, y aquí únicamente tenemos al final del las respectivas portadas originales de los seis números. Al menos, Planeta sí que ha optado es por lanzar ediciones alternativas del primer número en formato grapa, pero usando algunas de esas portadas alternativas en lugar de la original.

Imagen portada alternativa del cómic Star Wars #1, arte por Skottie YoungImagen del cómics Star Wars #1, portada alternativa por Alex Ross

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción

Otras entradas

[Cine] Yondu, los Ravagers y Taserface en unas imágenes filtradas del set de Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Entrada anterior

[Cine] Disney está considerando rodar en Gran Canaria parte de una de las nuevas entregas de Star Wars

Siguiente entrada

También te puede interesar

1 Comentario

  1. Merece la pena, es realmente muy entretenido y tributa muy bien a la primera trilogía.

Dejar un comentario

Más en Artículos