ArtículosCómicsEdiciones BReseñas cómics y libros

Súper Humor Superlópez nº 18. En el laberinto

0

Portada de Súper Humor Superlópez nº 18. En el laberinto

Edición original: En el laberinto, El Supergrupo contra los ejecutivos, Gran auténtico vidente curandero
Fecha de salida: Febrero de 2017
Guión: Jan, Efepé
Dibujo: Jan
Formato: Tomo cartoné, 144 páginas
Precio: 17,90 €

Como cada año, Ediciones B elabora un recopilatorio con las aventuras de Superlópez publicadas durante el año anterior y nos ofrece en una edición de lujo encuadernada en tapa dura otra oportunidad de hacernos con los álbumes “En el laberinto”“El Supergrupo contra los ejecutivos” y “Gran auténtico vidente curandero”. En su momento ya hablamos de todos ellos aquí en el blog, pero aprovechamos esta reedición a un precio inmejorable (cuesta casi 18 euros incluyendo tres álbumes que por separado cuestan más de 12 euros cada uno).

Si leísteis nuestras críticas de hace tiempo seguramente no encontraréis mucha novedad, aunque la perspectiva del tiempo y una segunda lectura de las obras siempre nos dan un nuevo enfoque con el que acercarnos y tal vez sirven para interpretar ligeramente diferente algunas cosas. O no, aunque eso siempre dependerá de la obra en cuestión. Aquí podemos volver a leer estas aventuras de Superlópez y reafirmarnos en las bondades que destacamos de cada una de ellas.

Suscríbete a Disney+

Jan sigue en forma y su reimaginación de las doce pruebas de Hércules, la crítica ácida contra los banqueros y la crisis económica o las burlas hacia los videntes y curanderos engaña-viejas hacen gala de un humor mordaz que sabe ir de la mano con las situaciones más absurdas. El autor es fiel a su estilo y las tres historias cuentan de forma muy distinta con aproximaciones a ello. Ahí está la gracia, que con una misma fórmula y una forma de hacer las cosas que no ha cambiado en décadas, Superlópez sigue funcionando y regalando cargajadas sin complicarse la existencia.

Pero vayamos por partes.

Página de Magos del Humor nº 173 Superlópez: En el laberintoEl primero de los álbumes incluidos es “En el laberinto”, que además da nombre al recopilatorio. La reimaginación que hace Jan de las doce pruebas de Hércules, clásico de la mitología griega, es la excusa para contarnos una historia sobre la mayor reunión de villanos de Superlópez con la intención de destruirlo de una vez por todas. La trama en sí misma no es gran cosa, pero ver a todos los grandes villanos del héroe patrio confabulando, peleándose o coreando las consignas que han inventado para formar su legión del mal particular, es motivo de sobras para echarle un ojo y no perder detalle. Luego está la resolución de cada una de las doce pruebas, adaptadas de forma bastante libre aunque conservando algo de la esencia clásica. El plan de los malos es un despropósito porque al final, ellos son sus propios peores enemigos. Eso sí, la dinámica que se ha creado entre ellos y los conflictos que van apareciendo son una genialidad.

Silla Gamer Ergonómica para jugadores de PS5, PS4, PC, Xbox One
22 Opiniones
Silla Gamer Ergonómica para jugadores de PS5, PS4, PC, Xbox One
Espuma gruesa de alta densidad de alta densidad (alta capacidad de carga y alta permeabilidad) y piel sintética de alta calidad (fácil de limpiar y resistente a la decoloración) para una excelente estabilidad y un ajuste cómodo; diseño ergonómico, cojín lumbar, respaldo extra alto para proteger el cuello y la columna vertebral. Incluye reposapiés para mayor comodidad tumbado

Tras eso, pasamos a una nueva colaboración entre Jan y Efepé para traer de vuelta al Supergrupo. La aventura anterior contra los Demoledores y la parodia de la Liga de la Justicia de DC no fue gran cosa y con este “El Supergrupo contra los ejecutivos” se redimen de sobras. El foco del tebeo se pone en la impotencia de unos héroes que pese a que están acostumbrados a luchar contra científicos locos, robots desatados o extraterrestres invasores, son incapaces de hacer frente a unos ejecutivos sin escrúpulos que dirigen bancos. La corrupción es una lacra contra la que los superpoderes no siempre tienen efecto y esta lucha se convierte en algo más que mamporros. Lo dijimos en su momento y nos reafirmamos: es una de las mejores colaboraciones de Jan y Efepé y la historia cumple con creces. Se trata un drama social con enorme acierto y la elegancia con la que se reparten críticas a todo el sistema y a los corruptos pone a este álbum en lo más alto de las críticas elaboradas por el creador de Superlópez. Y conociendo su faceta de crítico con la sociedad, eso es mucho decir.

Página de Superlópez: Gran auténtico vidente curanderoFinalmente, y siguiendo en la línea de dar cera a estafadores, mangantes y mentirosos, Jan carga contra los maestros mentalistas que ofrecen sus servicios por una burrada de dinero para estafar a crédulos que buscan una respuesta a sus problemas. “Gran vidente curandero” explora una realidad en la que un supuesto vidente demuestra sus dotes al vaticinar la muerte de un empresario que, efectivamente, muere. No pasa mucho tiempo hasta que todo se encarrila y el timador se revela como algo más, no sin antes dejar en evidencia a todos y cada uno de los supuestos adivinos que tanto ímpetu ponen en convencernos de que pueden predecir el futuro. Jan usa el humor y el tono desenfadado de sus personajes para tirar por tierra creencias absurdas y poner sobre la mesa un problema que debería estar tipificado como delito y que por alguna razón se permite.

De las tres aventuras que componen el tomo tal vez la menos interesante en lo que a historia respecta sea la primera, aunque ya decimos que solo por ver los choques entre villanos y cómo intentan resolverlos cada vez, merece la pena. Las otras dos se centran en una de las cosas que mejor sabe hacer Jan, crítica social, y lo hacen con sumo acierto tocando cuál es el verdadero problema sin olvidar que estos tebeos son humorísticos y de superhéroes. Ojalá fuera tan fácil de resolver este tipo de situaciones fuera de estas páginas, aunque si algo nos demuestra Jan es que más importante que tener superpoderes o un lustroso bigote es reconocer esos problemas y hacer algo con ellos con lo que esté en nuestra mano. Y no, no con la mano abierta como haría el Capitán Hispania.

Superlópez sigue siendo un ejemplo a seguir: no se toma la vida en serio, ayuda a los demás e intenta resolver problemas reales. Por eso y por su buen hacer contando estas historias (con ayuda de Efepé en la del Supergrupo), Jan ha vuelto a acertar.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, reviews, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

comentarios

Dejar un comentario