ArtículosCómicsEdiciones BReseñas cómics

[Reseñas] Superlópez: La montaña de diamantes

3

Portada de Superlópez. La montaña de diamantes

Fecha de salida: Septiembre de 2014
Guión y dibujo: Jan
Formato: Tomo cartoné, 48 páginas
Precio: 12 €

Con una parodia de un conflicto serio y real en África como telón de fondo, Ediciones B presenta el último capítulo de Superlópez con el siempre incansable Jan haciendo lo que mejor sabe hacer: humor y crítica social.

“Superlópez. La montaña de diamantes” es básicamente eso, una crítica a la situación que muchos países africanos viven por culpa de sus recursos y la pasividad del resto de países ante esos conflictos, quedando siempre a merced de señores de la guerra despiadados para los que la vida humana es insignificante.

A diferencia de los últimos álbumes de Jan, en los que satirizaba con problemas más cercanos como los recortes económicos, los problemas de la seguridad social o el drama de los desahucios e incluso con parodias de obras de actualidad como Doctor Who o la amenaza de Ultrón en los Vengadores, en este álbum nos trasladan a visitar de primera mano una mina de diamantes de sangre, es decir, obtenidos en una zona de guerra y/o mediante esclavos.

Es un tema serio, sin duda, pero también lo eran los recortes o los desahucios y Jan supo como abordarlos sin resultar ofensivo. Aquí, sin llegar a tocar ninguna fibra sensible realmente, el humor negro gana protagonismo y algunas situaciones rozan un límite peligroso, pero esa valentía es de agradecer.

Página de Superlópez: La montaña de diamantesSeñores de la guerra, una mina llena de diamantes de sangre, Al Taeda y el secuestro de los cooperantes de la ONG Helpes Well son los absolutos protagonistas de un álbum el que Superlópez es solo una excusa, una forma rápida de resolver un conflicto que realmente no tiene pronta solución, aunque con alguien como él sería mucho más fácil. Y es con eso con lo que juega Jan, mostrándonos con cierto humor la realidad de un conflicto que azota varios países africanos ante la pasividad del resto del mundo.

El gran mérito del autor es trasladar con cierta naturalidad ese conflicto real a un cómic que puede ser leído y comprendido por lectores de todas las edades, invitando a reflexionar sobre ello al acercar de forma sencilla algo que quizás no lo es tanto. O sí, dependiendo de cómo se mire, porque al final no es nada diferente a lo que podemos encontrarnos en otros cómics de superhéroes en los que los villanos esclavizan a un pueblo y el héroe llega para salvarlos. La gran salvedad, aunque en muchas de esas historias haya una metáfora detrás, es que esto es un fiel reflejo de la realidad de muchos de esos países.

Página de Superlópez: La montaña de diamantesSin embargo, aquí hay tres puntos que creo que son muy interesantes para comentar y debatir. Por un lado, el conflicto se plantea como algo que lleva tiempo existiendo y por el que nadie ha hecho nada hasta entonces, solo entrando en acción Superlópez cuando descubre que un amigo de Jaime está en problemas. Eso hace que el héroe viaje a África a rescatar a Hamed y de casualidad descubra la mina, dejando entrever que los problemas que no nos tocan directamente a veces pasan desapercibidos y ni nos damos cuenta de su existencia.

Por otro lado tenemos las tres facciones diferentes que a lo largo de la historia se han hecho con el control de la mina, mismo perro con diferente collar. A ninguno de ellos les importan los trabajadores de la mina, sino solo el provecho que puedan sacar de ella aunque sea ilegal. Al fin y al cabo, ilegales o no, los diamantes son diamantes.

Finalmente, la cuestionable doble vara de medir de la sátira del tomo. Es una crítica a la explotación de los recursos del planeta y en concreto una invitación a reflexionar sobre lo que sucede en ciertos territorios con esas minas de diamantes, pero solo se rasca la superficie de un problema en el que todos estamos metidos de una u otra forma. Igual que con los diamantes tenemos otros materiales como el coltán, imprescindible para la fabricación de tecnología móvil. Por supuesto que esto es solo una historia divertida con algo de denuncia social que no pretende cambiar el mundo, pero en ello podemos encontrar cierta paradoja que nos hace volver al primero de los puntos: Si no lo ves, el problema no existe.

Página de Superlópez: La montaña de diamantesA pesar de eso último, lo que hace Jan es loable y aprovecha el nombre de su superhéroe para lanzar algunos dardos a cierta gente que lo merece (como tantas otras veces), con elegancia, ironía y cierta dosis de humor negro, resolviendo el conflicto con una fuerza invencible que instaura la justicia. Como decíamos antes, ojalá fuera tan fácil en la realidad. Por eso Superlópez deja el protagonismo a un lado en pos de la historia y se convierte en una excusa para narrarla y resolverla, aunque el protagonismo absoluto lo tenga la forma en la que se explota la mina y a sus trabajadores, las injusticias que hay en África y la amenaza del terrorismo radical. Jan es un señor ya de cierta edad al que no le importa soltar verdades como puños y cargar contra quien sea, directa o indirectamente a través de sus historias.

Superlópez se ha caracterizado a lo largo de los años por ofrecer ciertos ingredientes en sus historias, algunas veces unos más acusados que otros: Denuncia social, historias de corte superheroico con cierto toque de parodia del cómic de superhéroes o de obras de ciencia ficción y fantasía, y una buena cantidad de toques de ironía y humor negro. “Superlópez. La montaña de diamantes” tiene un poco de lo primero y también de lo último, quedando el tema superheroico aparcado y sirviendo solo como vehículo de resolución de la historia, que al fin y al cabo es un cómic de Superlópez. Por eso, los que busquen algo de corte aventurero o superheroico, no van a encontrarlo aquí.

¿Es eso algo malo? En absoluto. Pero sí es un punto muy a tener en cuenta.

Javi Garcia

Otras entradas

[Cine] Joss Whedon sobre el caracter global de Los Vengadores: La Era de Ultrón y Capitana Marvel podría aparecer

Entrada anterior

[Series] Sinopsis de Arrow 3×07 y The Flash 1×06 y declaraciones de John Barrowman, Marc Guggenheim y Stephen Amell

Siguiente entrada

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Gracias por esta fantastica review. El comic tambien recupera personajes antiguos(¿Pero Lady Araña no se habia dado ya por vencida?) y cierra o por lo menos continua, tramas abiertas en otros albumes como la situacion politica de Bombokie o el destino de Si Bey y Zorraima. Increibles que estos comics pasen tan desapercibidos para el publico general y solo vayan a estar bien valorados cuando el autor ya no esté.

    Aprovecho para anunciar que habra nuevo comic del supergrupo para 2015.

    1. Muy interesante tu aporte, sí señor. Y no, Lady Araña sigue ahí, esperemos que por muchos años 😉

      ¿Cómo sabes eso del Supergrupo en 2015?

      1. En la penultima pregunta de la entrevista, Efepe revela que firmó por un tercer volumen del supergupo junto a super lopez para ediciones B y que esta escriendo el guion del segundo album del supergrupo en solitario dibujado por Nacho Fernandez.

        http://elrincondeltaradete.blogspot.com.es/2014/06/entrevista-francisco-perez-navarro.html

        A ver si es mejor que el de la Guerra de las Latas, que a mi no me gusto demasiado…

Dejar un comentario

Más en Artículos