ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Superman: Hijo Rojo

9

Superman: Hijo Rojo

Edición original: Superman: Red Son
Fecha de salida: Abril de 2013
Guión: Mark Millar
Dibujo: Dave Johnson, Kilian Plunkett
Formato: Tomo rústica, 168 páginas
Precio: 15,50 €

Desde hace varias décadas, se le puede preguntar a prácticamente cualquier persona quién es Superman y muy probablamente ésta sabrá responder a la pregunta con algo bastante acertado. Sin embargo, y como curiosidad, a pesar de las centenares e incluso miles de historias que lleva el personaje a sus espaldas, las que más han destacado por su impacto y su calidad son las que están fuera de la continuidad, las que se consideran obras independientes y/o autoconclusivas.

Cuando se cumplen diez años de su publicación original (de abril a junio de 2003) y nada menos que durante el 75 aniversario del Hombre de Acero, ECC Ediciones se aventura a reeditar “Superman: Hijo Rojo” (Superman: Red Son), historia en la que Mark Millar explora y modifica el mito de Superman a través de un sutil cambio en el inicio de la historia: ¿Qué habría pasado si la nave que transportaba al pequeño último hijo de Krypton hubiera aterrizado en la Unión Soviética (en Ucrania) en plena guerra fría en vez de en Estados Unidos?

Una premisa interesante que sirve para ver desde otro punto de vista al mítico personaje y su recreada mitología, dibujada por Dave Johnson y Kilian Plunkett, que no va a dejar indiferente a nadie. Lex Luthor, Lois, Batman, el Daily Planet… Las caras y lugares resultan familiares pero este mundo no es el mundo que conocemos.

Superman: Hijo RojoMark Millar es un guionista controvertido. Tiene una legión de seguidores y otra de detractores, porque independientemente de la calidad de sus obras sabe cómo conseguir la atención en sus trabajos. Sabe explotar su material y eso es algo que no puede decir todo el mundo. No obstante, aquí consigue firmar el que posiblemente es el mejor trabajo de su carrera (con permiso de “The Ultimates”). “Superman: Hijo Rojo” explora un mundo particular. Una realidad en la que, gracias a la ayuda de Superman, el comunismo ha triunfado y se expande por todo el mundo de forma imparable. Pero eso no deja de ser una incongruencia en sí misma: ¿Cómo puede predominar en el mundo un sistema que se basa en que todos los hombres son iguales cuando Superman es la prueba viviente de que eso no es así?

En este tipo de incongruencias y paradojas se construye la historia, con multitud de sorpresas a lo largo de la trama y sobre todo hacia el final (que por respeto a los lectores no vamos a desvelar), en las que se juega con la idea de construir una sociedad utópica mientras se juega a ser dios.

Con sutileza y elegancia, Millar nos va mostrando a través de las diferentes épocas que abarca la historia (empezando en plena guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética y llegando hasta mucho más allá de nuestro presente actual) la evolución de este Superman, adoctrinado de una forma tan diferente al que conocemos. Y para enfrentarse a él, en el bando norteamericano, el brillante Lex Luthor, obsesionado con vencer al super hombre y demostrar que si alguien merece ese título es él y solo él.

Superman: Hijo RojoUn guion redondo de principio a fin al que tan solo pueden echársele en cara algunos puntos, seguramente personales. Por ejemplo, tenemos la aparente necesidad de introducir a Batman en la historia -o Batmankoff, como lo llaman en DC- una versión alternativa del hombre murciélago que todos conocemos, introducido con la finalidad de presentar una amenaza para el sistema y plantar cara al hombre de acero. Si bien es cierto que su legado sirve para inspirar una revolución y eso le sienta de maravilla a la historia, el camino del personaje hasta llegar a ser quién es, falla un poco. A pesar de eso, el problema no está solo en la aparente necesidad de introducirlo sí o sí, sino en no saber aprovecharlo. La anarquía vestida de negro podía haber dado más juego. Eso sí, cualquier seguidor del Caballero Oscuro estará encantado con esta versión y su gorrito para no pasar frío.

Centrándonos en el dibujo, nos encontramos con dos autores no muy destacados que firman un trabajo bastante decente. No es una obra maestra artística pero cumple con lo necesario que debe tener una obra de estas características. Johnson dibuja bien pero peca de falta de narrativa en algunas ocasiones, aunque lo compensa con sencillez y un trazo agradable. Plunkett igual, aunque en sus partes los dibujos tienen más fuerza.

A pesar de eso, en líneas generales, ninguno de los dos provoca que el apartado artístico entorpezca la labor de Millar escribiendo sino que funcionan bien y lo complementan. La acción queda bastante bien representada, compensando las carencias con algo de dinamismo en las viñetas.

Superman: Hijo Rojo

Cabe destacar varias cosas en el apartado artístico: las múltiples referencias/homenajes a las campañas propagandísticas adaptadas para incorporarlas como portadas del cómic, las interpretaciones y usos de los personajes históricos reales (Stalin, Kennedy, …), las múltiples reinvenciones de personajes icónicos del Universo DC o los toques de color rojos y grises (casi negro) en multitud de ocasiones enfatizando la idea del cómic. En este aspecto, un trabajo brillante.

Superman: Hijo RojoSobre la edición, como viene siendo habitual, ECC opta por una encuadernación en rústica para que el tomo pueda costar algún que otro euro menos y más gente se acerque a curiosear la obra. No es una mala práctica, al contrario, pero para obras de este calibre se agradecería una edición encuadernada en cartoné. Personalmente, aunque tuviera que pagar dos o tres euros más, lo preferiría así. No obstante, me parece una decisión completamente respetable e incluso así la edición ha quedado genial. 168 páginas en las que nos encontramos con una galería de bocetos al final, firmada por los dos dibujantes de la obra y por Alex Ross, y con una introducción del productor de cine Tom DeSanto justo al inicio. Nada mal.

Resumiendo, “Superman: Hijo Rojo” es la obra que mejor ejecución tiene de todas las que ha escrito Mark Millar. Mediante un punto de partida interesante, Millar construye un escenario en el que la historia ha tomado un rumbo diferente por una pequeña variación del destino. A partir de aquí todo se ve modificado y las consecuencias no se harán esperar. Las críticas, tanto a un bando como a otro, están presentes a lo largo de todo el tomo, y la conclusión no podría ser más redonda.

Sin duda estamos ante una de las mejores obras protagonizadas por Superman, aunque no sea el Superman que todos conocemos realmente. Una modificada narración del origen y el mito del personaje que gustará a todos los que disfruten con las versiones o realidades alternativas de los personajes y que sirve para imaginarnos cuánto puede cambiar la historia por un simple detalle.

Javi Garcia

Otras entradas

[Series] Se confirma que la segunda temporada de Arrow tendrá también 23 episodios y el cambio de vigilante a héroe

Entrada anterior

[Cine] Primer clip de El Hombre de Acero / Man of Steel

Siguiente entrada

9 comentarios

  1. A lo mejor es un poco pronto para decirlo, porque me lo leí hace poco y me gustó bastante, pero creo que este es uno de los mejores (y si no el mejor) de Superman. No solo por tener una premisa interesante, sino también por tener una historia que te engancha y un dibujo que, para mi opinión, está muy bien realizado. Concuerdo en lo de que Mark Millar es muy controvertido, porque también hay cómics suyos que no me acaban de convencer, como The Ultimates o Nemesis.
    Un saludo.

    1. Justamente eso significa controvertido, que genera opiniones muy diversas entre la gente.

  2. se le puede a prácticamente cualquier persona quién es Superman y muy probablamente ésta sabrá responder a la pregunta

    Perdona, ¿Qué?

    1. Supongo que se refiere a que si le preguntas a alguien que no tiene ni idea de cómics quién es Superman, sabrá responderte.

      1. Aquí hay dos problemas. El primero está en mi frase, que faltaba el verbo preguntar debido a que me lo he comido. El segundo, es la forma de avisar que hay un error en el texto.

        Saludos, Osc12 😉

  3. Excelente comentarios. Sera de darle una oportunidad. A ver si es igual de bueno que flashPoint. Sera?

  4. Realmente es la mejor historia de Superman que existe y totalmente de acuerdo en que las mejores historias son la de realidades alternativas, sin Lois Lane, Jimmy Olsen y todos esos personajes odiables. Otra que se me viene a la cabeza es Kingdom Come.
    Muy buen análisis y recomiendo mucho la lectura del comic, aunque no sean fans de Superman.

  5. Este es uno de los mejores comics que he leido!
    Me encanto la parte de el y Lex Luthor 🙂

  6. Es el cómic que le doy a leer a la gente que no ha leído nunca comics. Y siempre les encanta. El problema es que pone el listón tan alto, que cualquier cosa que les prestes después, les parece muy inferior.

Dejar un comentario