ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Tony Stark: Iron Man, núm. 4

1
Portada de Tony Stark: Iron Man, núm. 4

Edición original: Tony Stark: Iron Man, vol. 1, núm. 8 USA
Fecha de salida: Junio de 2019.
Guión: Dan Slott.
Dibujo: Valerio Schiti.
Formato: Grapa. 24 págs. A color.
Precio: 2,20 €

Tony Stark ha visto comprometido su sistema eScape y su madre se ha quedado encerrada dentro del programa de Realidad Virtual. Sabiendo que el Controlador estaba detrás de ello, fue directo a su base de operaciones, pero la jugada del villano fue una de las más arriesgadas y fuertes que había llevado a cabo hasta el momento hasta el punto de dejar a Tony en shock por no saber cómo proceder exactamente. En este número, veremos cómo los jugadores atacan a los ciudadanos creyendo que están en el juego de RV mientras Amanda Armstrong tiene una chocante charla con el avatar que tiene la apariencia de María Stark

La trama de este número comenzaría mostrando la gran crisis mundial que ha causado el Controlador y cómo Tony opta por ir a por él en vez de detener el envío de armas. Después de liberarse de los inocentes haciéndoles el menor daño posible, el Controlador saldría a la palestra poniendo en claro sus intenciones y su deseo de derrotar al hombre de hierro. Mientras esta pelea da lugar, Andy Bhang lidiaría con las llamadas de Stark Ilimitado hasta que una gran idea le cruza la mente, y Aaron Stack trataría de detener tantos heridos como pudiera con el uso de la interfaz-máscara que le dieron. Tras todo esto, Tony Stark se vería afectado por la locura y las intenciones del avatar que suplanta a María Stark hasta tal punto de hacerle retroceder en su vida ante los doloridos ojos de su verdadera madre.

En general, estamos ante un número intrigante e impactante por la jugada que realiza el avatar que suplanta a la madre que crio a Tony y que podría llevar el arco argumental hacia un desenlace más prometedor, si cabe. Si bien la trama que envuelve al Controlador, sus deseos y cómo usa a los inocentes contra Tony sigue guardando una gran atención del lector y se está llevando de una manera adecuada y satisfactoria, podría ser algo más ambiciosa en su desarrollo, ya que, en principio, no habría que contar nada más sobre él aparte de cómo detenerlo sin la ayuda que podría aportar Andy Bhang.

Tony Stark: Iron Man, núm. 4. Página de muestra.En cuanto a los personajes, Tony Stark se siente algo perdido en este número al verse superado ante una jugada inesperada por el villano, aunque sabe mantener la calma e intenta ejecutar el mejor plan posible sin herir a los inocentes y dañando todo lo posible al Controlador. En cambio, Andy Bhang se muestra con un gran tedio por la cantidad de llamadas que recibe en Stark Ilimitado, pero es gracias a eso que recuerda dónde destaca más y puede hacer lo mejor por el mundo. Con este personaje vemos que no solo son héroes aquellos que dan la cara al público, sino también aquellos que ayudan de una manera más privada y que facilitan que el mundo sea un lugar mejor. El otro gran aliado que toma un papel mínimamente relevante es ni más ni menos que Aaron Stack que, aunque no llega a realizar mucho en este número, su participación puede ser relevante en el desenlace, dada la característica de su máscara interfaz. Respecto a los villanos, el Controlador demuestra que, para que un villano que entretenga y esté a la altura del personaje, no tiene por qué tener siempre objetivos de dominación mundial, sino que también puede tener deseos algo más retorcidos y seguir llamando la atención, aunque cierto es que el Controlador necesita algo más en su personalidad para hacerse plenamente carismático. Ahora bien, el avatar que suplanta a María Stark tiene una gran relevancia en este número hasta el punto de ser incluso igual de temible que el Controlador por el objetivo que tiene en mente y por lo retorcida que ha llegado a ser. Si Dan Slott desarrolla bien a este personaje en los siguientes números, puede que incluso gane en protagonismo y carisma al Controlador.

Tony Stark: Iron Man, núm. 4. Página de muestra.Sobre el ritmo, Dan Slott avanza la trama de manera apropiada sin prisa, pero sin pausa, dando además un grano de acción y otro de impacto cuando el número lo pide para entregar al lector un número redondo que se haga disfrutar y, además, enganche para la lectura del siguiente.

A nivel artístico, Valerio Schiti mantiene la calidad vista en los números anteriores con una técnica depurada y un trabajo con mimo. Tal es el cariño puesto en las páginas que al final del mismo número podemos ver a Tony Stark con un diseño muy característico de los cómics clásicos y que llama la atención por cómo lo ha traído con algo de modernización por el camino. Además, también tenemos otras páginas cuyo trabajo es notable, como una sobre la lucha entre el Controlador y el equipo de Iron Man. Por último, me gustaría destacar la impresionante y detallada portada realizada por Alexander Lozano que ya nos augura un gran problema para el personaje, aunque, en mi opinión, habría quedado mejor para el próximo número.

En definitiva, considero que estamos ante un número genial que pone el riesgo argumental en su máximo exponente no solo por el atrevido y retorcido plan del villano de turno, sino también por el carácter oscuro del avatar de María Stark y el cliffhanger con el que cierra el número, que dejará helado a muchos lectores y que les recordará a una gran etapa del personaje.

Puedes adquirir “Tony Stark: Iron Man, núm. 4” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Cine] Ezra Miller podría rodar The Flash tras la tercera de Animales Fantásticos

Entrada anterior

[Cine] La Fosa será una película de terror situada en el universo de Aquaman

Siguiente entrada

1 comentario

  1. La armadura que se viene es cosa fina XD

Dejar un comentario