ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Veneno, núm. 10

0
Portada de Veneno, núm. 10

Edición original: Venom, vol. 4, núm. 13 USA
Fecha de salida: Agosto de 2019.
Guión: Cullen Bunn.
Dibujo: Iban Coello.
Formato: Grapa, 24 págs. A color.
Precio: 2,20 €

Desde que llegó a San Francisco todo han sido problemas para Eddie Brock y las viejas heridas psicológicas que tenía con su padre han vuelto a abrirse. Después de encontrarse con Dylan Brock y prometer que Carl no le hará más daño, el simbionte comenzó a reaccionar y El Hacedor lo estudió en el hospital. Mientras él le ayudaba a sacarse el simbionte, Eddie descubrió que Dylan era hijo suyo y que el simbionte le ha estado mintiendo y manipulando para mantenerlo a su lado. Con la decisión tomada, el simbionte salió de su anfitrión y rescató nuevamente a Dylan de Carl, deseándole lo mejor a Eddie y a él a partir de ahora. Sin simbionte, pero con un hijo a su cargo, Eddie vuelve a Nueva York con su hijo, pero lo que ocurrió allí le obligó a buscar soluciones rápidas. En este número tie-in con “La Guerra de los Reinos”, Eddie Brock intentará guiar a Dylan hacia un lugar seguro, pero una vieja bruja le hará una oferta que no podrá rechazar.

La historia daría comienzo con Eddie y Dylan huyendo de todas las criaturas que ha traído Malekith a la Tierra. De camino a un lugar seguro, Eddie se vio obligado a rescatar a unos civiles por su fuerte código moral, lo que acabó llamando la atención de una bruja. Una vez en el cuartel de Rex, la bruja le ofreció su mayor deseo a Eddie a cambio de que trabajará para Malekith y nuestro protagonista aceptó, solo en parte, pues no trabajaría nunca para un maníaco homicida. Con un nuevo traje simbionte de corte Asgardiano, Eddie se lanzaría a la batalla mientras Dylan se escondía y haría un gran descubrimiento acerca de su traje.

Veneno, núm. 10. Página de muestra.En general, estamos ante una historia tie-in a manos de Cullen Bunn mucho mejor de lo que se podría esperar en un principio, ya que este cruce sirve de pretexto para el desarrollo de los personajes y fortalecer la relación entre Dylan y Eddie aun cuando él no tiene al simbionte para protegerlo de todos los peligros que hay y que se avecinan. Muchas veces hemos visto civiles salir heridos por los villanos o rescatados por los superhéroes, pero aquí Bunn toma una gran decisión al dedicarnos un buen número de páginas hacia la indefensión desde el punto de vista de Eddie y Dylan, cómo las criaturas son más grandes, mortíferas y peligrosas en comparación con lo que estamos acostumbrados. No obstante, lo mejor de estas páginas está guardado para el final, con un Eddie totalmente desatado y potenciado cuando llega a una interesante conclusión sobre su antigua unión con el simbionte Veneno.

En cuanto a los personajes, Eddie muestra su lado más paternal al querer proteger a Dylan en todo momento y por encima de su vida, aunque eso no interfiere con su sentido del deber, ya que no puede dejar que otros inocentes mueran por haberlos ignorado. Además, por mucha tentación que reciba, tampoco se deja manipular por sus enemigos. No obstante, sí consideramos que uno de sus actos es una irresponsabilidad y que puede acabar teniendo consecuencias, pero habrá que esperar para verlo. Por otro lado, Dylan es un joven que no entiende lo que está ocurriendo y que sólo piensa en sobrevivir con quien considera que es su hermano. No obstante, sí hay algo muy importante a destacar y es la “valentía” que demuestra el joven cuándo podría entrar en un estado de pánico que los pusiera a ambos en peligro. Por último, la bruja de Malekith se convierte en la mecha que enciende este arco argumental a la hora de darle un nuevo traje a Eddie Brock y al cometer luego otro acto igual de importante, pero la ingenuidad que muestra ante Eddie resulta confusa y más cuando ella misma reconoce que no debía fiarse de Veneno. En nuestra opinión, a pesar del contexto del personaje, creemos que la bruja podría haber estado más trabajada en ese sentido y dar más fuerza a otras razones que presenta al lado de sus hermanas y que, aunque simples, encajan con lo que podrían pensar los aliados de Malekith al creer que tienen asegurada su victoria en la Tierra y que pueden disfrutar del proceso entre tanta masacre.

Veneno, núm. 10. Página de muestra.Respecto al ritmo, gracias al increíble escenario que dejaron Jason Aaron con la guerra y Cates con el nuevo estado de Eddie, Cullen Bunn aprovecha todos los recursos a su disposición para hacer una historia que se siente ligera a la par que interesante en casi todo el tebeo, dejándonos así un número sólido y redondo tanto en la trama como en la acción.

A nivel artístico, el español Iban Coello recoge el testigo de la colección de manera temporal y consigue dejar un producto de calidad notable, sobre todo en cuanto al diseño de Veneno y de los aliados de Malekith se refiere. Pese a que todos los dibujantes tienen estilos distintos, Coello logra mantener cierta homogeneidad con su predecesor, aunque mantiene sus toques tan característicos como los que podemos ver en las viñetas de acción o en algunos detalles de los personajes, logrando que el resultado final resulte atractivo.

En definitiva, considero que Cullen Bunn consigue que este número tie-in rompa los prejuicios y se convierta en uno interesante por el pequeño viaje personal que va a realizar Eddie mientras se adentra en la vida de padre y derrota las diferentes fuerzas de Malekith que amenazan la vida de la Tierra.

Puedes adquirir “Veneno, núm. 10” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Cine] Margot Robbie avanza grandes escenas de acción en Birds of Prey

Entrada anterior

[Cine] La nueva película de Robocop se queda sin director, Neill Blomkamp anuncia su marcha

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario