ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Veneno, núm. 13

0
Portada de Veneno, núm. 13

Edición original: Venom, vol. 4, núm. 16 USA
Fecha de salida: Noviembre de 2019.
Guión: Donny Cates.
Dibujo: Juan Gedeon.
Formato: Grapa, 24 págs. A color.
Precio: 2,20 €

La Guerra de los Reinos ha terminado, pero los problemas siguen acompañando a nuestro viejo amigo Eddie Brock, pues la crianza de un niño nunca es una tarea fácil y menos si se tiene el pasado de Veneno tan presente que es difícil avanzar. Después de haber roto los planes de una bruja con un cristal que cumplía deseos, Eddie Brock acabó con la amenaza de Jack O’ Lantern que pretendía calcinar la ciudad hasta las cenizas y luego se reunió con el pequeño Dylan que no dejó de estar nervioso durante toda la crisis. En este número veremos a Eddie luchando contra su propia mente mientras da todo lo que puede para obtener dinero y que su hijo supere la enfermedad que ha contraído, lo que llevará a nuestro protagonista a lugares insospechados.

La historia de este número daría comienzo con Eddie Brock rememorando los problemas que ha sufrido durante la Guerra de los Reinos y luego se asustaría al notar que su hijo tiene fiebre. Decidido a darle todo lo que necesite, Eddie acudiría al Daily Globe para conseguir trabajo, pero acabaría metido en una investigación sobre la desaparición de unos niños que esconde más de lo que parece y que le llevaría a enfrentar su pasado a la vez que un temible enemigo sale a la luz.

Veneno, núm. 13. Página de muestra.En general, estamos ante un número muy personal y que es vital para entrar en el evento Matanza Absoluta por cómo aborda al personaje de Eddie Brock y cómo la separación de su simbionte le ha afectado hasta el punto de dudar de sí mismo y si la verdaderia bestia siempre ha sido él. Gracias a esa premisa, Donny Cates se introduce en la mente del personaje en una aventura que anticipa el gran mal al que se va a enfrentar y que tanto temía su simbionte, pero que no es capaz de creer ni aún teniéndolo delante de sus ojos. Ahora bien, hablando un poco más en detalle de ciertos aspectos de la trama, Donny Cates consigue sorprendernos al meternos de lleno en una historia que en un principio podríamos ver como “rutinaria”, pero que, poco a poco, se va transformando en una increíble que supone el primer paso hacia el evento que tanto esperamos.

En cuanto a los personajes, Donny Cates se sumerge de lleno en la psique de Eddie Brock para mostrarnos tanto su lado más bondadoso y cariñoso que le hace sobreponerse a cada situación hasta su lado más oscuro, propio de una bestia y del Protector Letal que no deja que ningún criminal acabe impune. Por lo tanto, tenemos momentos realmente crudos en los que el personaje parece ser despiadado incluso con sus seres más queridos, aunque, por suerte, consigue controlar la mayoría de sus impulsos gracias al amor que siente como padre por su hijo y el deber de cuidarle para que no le falte nada en la vida. Sin embargo, aunque las intenciones de Eddie son muy buenas e incluso baja la cabeza en una situación que considera humillante, al final del día debe dejar salir a la bestia que contiene para poder salir de los problemas que le entrega la vida. Y es que en esta ocasión Eddie pasa por sus momentos más bajos al tener que hacer frente a un recuerdo del pasado por culpa de Cletus Kasady, quien quiere verle caer hasta lo más hondo antes de poner en marcha su objetivo final.

Veneno, núm. 13. Página de muestra.Sobre el ritmo, estamos ante un cómic que va subiendo de intensidad poco a poco conforme crece el misterio de los niños y la ansiedad de Eddie Brock por conseguir dinero. Por ello, y aunque al principio tengamos momentos más relajados centrados en el nuevo problema para nuestro protagonista, Cates pasa rápidamente y con una gran eficacia a tratar la dualidad de la mente de Eddie Brock mientras lucha por defender a los más indefensos y conseguir lo que necesita.

A nivel artístico, en esta ocasión tenemos a Juan Gedeon a los lápices, quien consigue darnos un acabado visual bastante impactante en más de una viñeta por lo bien que representa la crudeza del lado más oscuro de Eddie Brock tanto en situaciones más calmadas como en aquellas donde impera la violencia y la sangre para evitar que unos niños sufran uno de los peores destinos. Asimismo, el nivel de detallismo del que hace gala en este número es bastante notable y un resultado final a la altura de lo que el lector busca en un cómic de Veneno.

En definitiva, considero que este número consigue colocarnos en el punto perfecto para el personaje antes de comenzar el evento que lo cambiará todo para él y que exigirá que afiance las mayores alianzas posibles si quiere sobrevivir.

Puedes adquirir “Veneno, núm. 13” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Cine] Tom Hardy confirma el inicio del rodaje de Venom 2

Entrada anterior

[Series] Comentarios y referencias de The Mandalorian 1×01: Chapter One

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario