ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Veneno, núm. 9

0
Portada de Veneno, núm. 9

Edición original: Venom, vol. 4, núm. 12 USA y Web of Venom: Cult of Carnage USA
Fecha de salida: Julio de 2019.
Guión: Donny Cates y Frank Tieri.
Dibujo: Joshua Cassara y Danilo Beyruth.
Formato: Grapa, 56 págs. A color.
Precio: 4,75 €

Después de un shock inicial por una propuesta extraña, Eddie Brock forjó unos buenos lazos con Dylan a la vez que le contaba la razón por la que su padre le odiaba tanto, un crimen que nunca olvidará. Una vez relajados, Eddie comenzó a sentirse mal y fue hospitalizado para curar su grave enfermedad. Sin embargo, en su mundo interno, Eddie Brock descubriría la terrible verdad que le ha estado ocultando su simbionte por miedo a una amenaza mayor y verse solos y débiles. Si la situación era mala para nuestro personaje, todo empeoró cuando Carl entró en el hospitan para llevarse a Dylan por la fuerza. En este número veremos una decisión dolorosa por parte del simbionte Veneno, así como a Misty Knight buscando a John Jameson en el pueblo que una vez conquistó Matanza.

El número que aquí nos ocupa comenzaría con un pequeño flashback que nos desvelaría cómo Dylan Brock acabó en las manos de Carl, aunque éste no quisiera aceptar al hijo de Eddie en un principio. Tras este shock inicial, vemos a Eddie pidiendo al Hacedor que termine su trabajo para que pueda rescatar a su hijo, lo que lleva a que el simbionte sea expulsado de su cuerpo. Mientras tanto, Carl se lleva a Dylan en coche lejos de la influncia de Eddie, pero no contaba con que Veneno detuviera el coche por la fuerza y le amenazara de muerte por todos sus actos. Una vez con Dylan sano y salvo al lado de su padre, el simbionte tomó la decisión más difícil, pero la que él creía mejor para su huésped y amigo. Tras esta historia, pasaríamos a la investigación de Misty Knight sobre la desaparición de John Jameson en Doverton. Allí, la joven le encontraría amnésico y trataría de refrescarle la memoria para saber qué ha ocurrido. Sin embargo, la historia de la iglesia del culto que le contó Jameson y su posterior descubrimiento les dejaría helados al ver lo que Matanza había hecho tanto a los animales como las personas que residían allí.

Veneno, núm. 9. Página de muestra.En general, estamos ante una historia humilde e impactante que no solo lo cambia todo para Eddie Brock, sino también para el simbionte Veneno, lo que llevará a un nuevo statu quo para los siguientes números y unas tramas que difícilmente podremos imaginar. La revelación sobre el origen de Dylan es un movimiento muy inteligente por parte de Donny Cates, ya que es seguro que llevará al Protector Letal a ser alguien mejor con los recursos de los que disponga con tal de proteger y educar a una persona que lo necesita más que a nada en este mundo. Y, sin entrar en demasiados spoilers, la decisión final que toma el simbionte Veneno consigue dejar descolocado al lector, por mucho que imaginemos que la situación acabará arreglándose en el futuro, y, además, esto nos lleva a preguntarnos cómo Donny Cates involucrará a nuestro personaje en la Guerra de los Reinos, aunque es de esperar que tengamos una respuesta o en el primer número o en el tie-in del mes que viene.

En cuanto a los personajes, Eddie Brock demuestra una gran determinación y fuerza para someterse a todo lo que sea necesario para poder cuidar de Dylan y evitar que esté en una situación horrible. Por otra parte, Veneno demuestra que puede infundir un gran terror en los demás si alguien va contra sus seres queridos o él mismo, llegando a intimidar no solo físicamente sino también psicológicamente. Como última aparición por ahora tenemos Carl demostrando una vez más que es un descarado que busca hacer el mayor daño posible a su hijo y que fue la peor opción posible para darle la tutela del pequeño Dylan. Además, también podemos decir que su rol como personaje odioso funciona a la perfección para que el lector conecte aún más con Eddie y su pasado. Por último, cabe destacar los papeles de Misty y Jameson, encargándose la primera de ser el punto de vista de un lector que conoce el pasado y que se siente desconcertado con lo ocurrido; y el segundo el encargado de ponernos en la peor situación posible.

Veneno, núm. 9. Página de muestra.Sobre el ritmo, Donny Cates no pierde el tiempo a la hora de finalizar la trama del regreso a casa de Eddie Brock, llevándonos así de la mano en una carrera que, al finalizar, nos deja igual de doloridos que los personajes.

A nivel artístico, Cassara nos aporta paneles que refuerzan muy bien la oscuridad del momento, aunque hay muchas otras viñetas que, por lo que ocurre, podrían haber tenido mucha más fuerza de la que muestran, como cuando Veneno agarra el coche de Carl con nada más que fuerza bruta. Por otro lado, en este número también tenemos a Danilo Beyruth para ilustrarnos la historia relativa al crudo simbionte Matanza. Beyruth realiza unos trazos más ligeros que encaja muy bien con la temática del pueblo y logra conseguir dar ese toque de locura que está caracterizando al preámbulo del evento Matanza Absoluta.

En definitiva, considero que este número de Veneno tiene un gran atractivo al darle una vuelta de tuerca a los personajes junto antes de dos grandes crisis que azotarán el Universo Marvel. Sin duda alguna, estamos ansiosos y emocionados por ver el nuevo rumbo de Donny Cates le dará al personaje.

Puedes adquirir “Veneno, núm. 9” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Videojuegos] Trailer de lanzamiento de Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order

Entrada anterior

[Series] Comentarios y audiencias de Krypton 2×06: In Zod We Trust

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario