ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Wonder Woman núm. 10

4

Portada de Wonder Woman núm. 10, de DC Comics por ECC Ediciones

Edición original: Wonder Woman núms. 36 a 39 USA
Fecha de salida: Julio de 2015
Guión: Meredith Finch, David Finch
Dibujo: David Finch
Formato: Tomo rústica, 96 páginas
Precio: 8,95 €

Con el número 35 de la cabecera de Wonder Woman que empezó junto al Nuevo Universo DC se despidieron Brian Azzarello y Cliff Chiang como equipo creativo de la misma, cerrando su etapa de forma soberbia y dejando tras de sí los que casi pueden considerarse los mejores tres años de la trayectoria de la amazona. El relevo lo toman justo inmediatamente después Meredith y David Finch, nuevo equipo creativo, que por decisión editorial han cambiado el rumbo de la colección para dejar algo más de lado la vertiente mitológica y abrazar el ámbito superheroico del personaje, que en los primeros treinta y cinco números había sido anecdótico.

Ahora, convertida en reina de las amazonas, Diosa de la Guerra y miembro de la Liga de la Justicia, nuevos desafíos se le presentan a Diana en un viaje que dejará bastante claro que esos tres ya sería trabajos a tiempo completo difícilmente compaginables con otras labores y la heroína lo va a tener crudo para intentar estar a la altura de las expectativas que todos han depositado en ella.

Un cambio de rumbo y de dinámica que marca un punto de inflexión en la colección sin llegar a romper todo lo establecido, por lo que el personaje es el mismo con el que Azzarello y Chiang habían estado jugando hasta entonces, pero llevando un paso más allá sus diferentes papeles en el mundo y las consecuencias de sus actos hasta ahora. Ya dicen que el que mucho abarca poco aprieta, y eso parece ser válido incluso para alguien como Wonder Woman.

Página doble de Wonder Woman #36

Lo primero que notamos es que por primera vez en más de una treintena de números, aparecen físicamente los miembros de la Liga de la Justicia y muestran el papel que Wonder Woman tiene entre ellos. Queda establecido que ella pertenece al grupo y que esa es otra de sus muchas labores, algo que hasta el inicio de esta nueva etapa se había omitido completamente en las páginas de Azzarello y Chiang. El contrapunto lo encontramos en que aunque no se rompe con todo lo establecido anteriormente, de hecho la historia continúa desde donde se dejó y se hacen numerosas referencias a las consecuencias, sí que notamos una desvinculación importante y Wonder Woman deja de viajar con los que durante números fueron sus compañeros de aventuras.

Portada de Wonder Woman #37Con eso en mente y la clara diferenciación entre los estilos artísticos de David Finch y Cliff Chiang, el nivel de calidad de “Wonder Woman” continúa estando entre los más altos de lo que publica la editorial. La idea de utilizar los diferentes papeles que ha ido adquiriendo la amazona durante los últimos años y ponerlos en su contra, en el sentido de que son demasiado peso sobre sus hombros como para llevarlos a cabo correctamente todos a la vez, muestra un gran conocimiento de lo elaborado por el anterior equipo creativo y el resto de autores que han tocado al personaje en los Nuevos 52 y una clara intención de crear algo nuevo con ella.

La tensión, el estrés y la sensación de no estar a la altura queda muy bien representada en las páginas y su forma abrupta de saltar de una situación a otra. Muchas de las veces los autores nos tiran de lleno a la acción cuando ya está ocurriendo o incluso cuando ya ha terminado y solo quedan los estragos de la batalla. Con esto, que quizás puede pasarnos desapercibidos si no prestamos atención y parecernos que es un error en la forma de contar los hechos, consiguen meternos sutilmente en la mente de Wonder Woman y que empaticemos con ella y su impotencia ante tanto que hacer y tan poco tiempo para hacerlo.

Evidentemente, las reacciones a su falta de compromiso involuntario debido a querer estar disponible para todos no se hacen esperar y eso empieza a crear tensiones en su hogar, en su relación con Superman y en el seno de la Liga de la Justicia.

Viñeta de Wonder Woman #37

Narrativamente hablando, nos encontramos con un par de detalles que han querido mostrar solo de forma visual (sin texto, para que nos entendamos) y que no han conseguido transmitirse de forma correcta porque no se entiende qué ha pasado exactamente. ¿Ejemplos? El sacrificio del bebé o la aparición de un personaje que es prácticamente igual que Hera pero no es ella. Y no sabemos quién es.

Página de Wonder Woman #39

Es entonces cuando entramos en el terreno artístico. Los fondos son geniales y están brutalmente detallados, de forma que si lo comparamos con lo que hacen otros dibujantes queda enormemente por encima de ellos. Hay mucho trabajo y eso se ve en cada imagen, ya sea de interior o de exterior.

El grandísimo cambio llega en el dibujo de Wonder Woman en sí misma, que tal y como puede apreciarse en la portada y en muchas de las imágenes, parece una modelo si la comparamos con la guerrera a la que estábamos acostumbrados. Y no es solo que parezca una modelo, es que en algunas escenas su postura no es natural y nos deja la impresión de estar posando, tal cual, lo que choca demasiado con todo lo mostrado anteriormente (y con las propias escenas, incluso en las de acción). No obstante, y pese a ese detalle físico, Finch sabe mostrar fuerza también, aunque la cara y la postura de la amazona no acompañen siempre. El problema llega cuando Finch deja a las amazonas y se centra en algunos héroes, haciéndoles rasgos afeminados que para nada casan con sus cuerpos. Además, no hay mucha distinción entre ellos y tenemos viñetas en las que Superman y Aquaman parecen hermanos. Obviando esos pequeños detalles, el dibujo en general es más que notable.

El gran acierto del cómic es, sin lugar a dudas, el color. Es el gran trabajo que hace Sonia Oback el que hace que el aspecto de modelo que luce Wonder Woman se vea algo más dramático y llegue a ser creíble como la guerrera que se supone que debe ser. Aporta un toque de seriedad que con un color más suave y girly se habría perdido y hay un contraste con cierto toque de realismo (no llega a serlo pero está en el buen camino) que no llegamos a ver durante la anterior etapa.

“Wonder Woman” núm. 10 supone un cambio interesante en todo lo relacionado con el personaje. Se ha dejado atrás el esquema del anterior equipo artístico y se ha optado por un acercamiento al mundo de los superhéroes sin cortar con lo establecido en la mitología del personaje. Los Finch han mostrado que Diana es un personaje con muchas facetas y la intención más clara del inicio de esta nueva etapa es quemarlas todas ellas a la vez, algo que en estos primeros cuatro números incluidos en el tomo ha quedado realmente bien representado. Las sorpresas que nos aguardan en las páginas son un añadido extra para los seguidores del personaje que, pese a la ausencia del genial tándem formado por Azzarello y Chiang, encontrarán un buen material del personaje en estos números.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, rewview, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

Otras entradas

[Cine] James Gunn confirma el equipo original para Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Entrada anterior

[Series] La nueva imagen promocional de Arrow contiene un guiño a Green Lantern

Siguiente entrada

4 comentarios

  1. Muy bueno el comic, azarello tiene muy buenas críticas,y creo que su trabajo es de calidad pero leí el tomo d wonder woman sangre y no me terminó de enganchar, pero este primer número de los finch si que lo ha conseguido.Muy buena crítica, sólo apuntar que no a todos nos molesta que wonder woman parezca una modelo, al menos está dibujada con carnes, no como en la peli q será la escuálida de gal gadot.además como dicen en la peli animada, las amazonas son supermodelos con armadura XD

    1. Pfff… la Wonder de Finch parece una Barbie a la que solo le falta el conejito bien rasuradito, no tiene PARA NADA la imágen de lo que se supone una auténtica guerrera, pero en fin seguro que también eres de los que ve lógico que vayan montadas sobre unos tacones de 15 cm para combatir el mal y la injusticia, además de un sugerente bañador por supuesto…

      1. No ,la verdad que no soy de esos, seguramente me guste verla dibujada wapa y sugerente porque así es como se han dibujado a las superheroinas toda la vida, será por pura costumbre. pero no es lo fundamental, lo importante para mi es que este bien escrito, los personajes sean interesantes y que el dibujo no desentone, si tu le das mmucha importancia a que no parezca una guerrera, es que no sabes lo que estas leyendo. O a lo mejor tu comentario viene porque me he metido gratuitamente con tal gadot…xico si a ti te gustan las alitas y a mi los muslos mejor que mejor, no peleamos jeje

  2. Yo no se si empezar a leer WonderWoman.En general el comic se me hace el hobbie mas caro del mundo por la brutalidad de series y subseries que hay,y nunca tendras claro si acabaras leiendo mas material bueno que malo.Aparte, está el hecho de que si de por si seguir un personaje ya cuesta,seguir 3 o 4 que te molen es malisima idea.

    Entiendo poco de casi todo lo que no sea Batman( o el Batverso) pero ahora me esta molando tambien flash y la propia WonderWoman poco a poco.Por desgracia estoy mas interesado en la nueva etapa de catwoman y eso le quita puntos a lo de empezar con Diana.Esto lo digo claro,viendo que hoy por hoy tiene bastante buen material y me parece una muy buena dirección para el personaje.De hecho yo no hubiese dudado en lo de hacerla hija de zeus en la misma crisis de las tierras infinitas..hará unos 30 años.

Dejar un comentario