ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Y, el último hombre núm. 6: Chica con chica

0

Y, el último hombre núm. 6: Chica con chica

Edición original: Y, The last man núms. 31 a 36 USA
Fecha de salida: Marzo de 2014
Guión: Brian K. Vaughan
Dibujo: Pia Guerra, Goran Sudžuka
Formato: Tomo rústica, 144 páginas
Precio: 13,95 €

Tras haber dejado atrás la primera mitad de la obra y un listón tremendamente difícil de superar, poco queda que añadir para convencer a potenciales lectores de que “Y, el último hombre” es una apuesta segura.

A partir de ahora nos esperan otros treinta números en los que el destino de nuestros protagonistas en un mundo en el que uno de ellos es el único hombre (al menos de momento) es incierto. Yorick, la doctura Mann y la agente 355 prosiguen con sus aventuras y, después de las sorprendentes revelaciones con las que se han topado sin comerlo ni beberlo en San Francisco, deben reponerse y mirar hacia adelante. Sobre todo si tienen intención de recuperar a Ampersand, mono de Yorick y llave para la salvación de la humanidad, que ha sido secuestrado por la misteriosa ninja Toyota.

Ese giro inesperado (¡otro más!) hace que el grupo tenga que verse obligado a ir hacia Japón para perseguir a la captora, despidiéndose de Hero, ahora reformada, cuya misión pasa por convertirse en la recadera de su hermano para así redimirse de sus atrocidades como amazona.

Cabe señalar que tras tres decenas de números (casi tres años de publicación) la serie no muestra ni un ápice de agotamiento y se mantiene tan fresca, sorprendente y divertida como al principio. Vaughan es un maestro y, como aquel que dice, casi ni hemos empezado.

Página de Y, el último hombre #31Hablar sobre esta serie es complicado, no por no saber qué decir sino por no querer decirlo para evitar destripar sorpresas a los que tengan intención de leerla. La facilidad con la que Vaughan mueve a los personajes de un entorno a otro y la soltura con la que presenta las situaciones, por rocambolescas que sean, es admirable. El autor embriaga de frescura un tema que de por sí es interesante pero que si no se hubiera sabido llevar con ingenio se habría quedado en nada y más de treinta números después ya no tendría nada más que ofrecer. Aquí sucede justamente todo lo contrario. Los números se hacen cortos y uno no puede evitar sorprenderse enormemente o soltar una carcajada de vez en cuando. El autor lleva de la mano al lector, siempre con sorpresas para descubrir y lo hace de forma magistral.

Curiosamente, los cambios son una constante y continuamente tenemos que ver como no hay momento para respirar. De un lado para otro, el plan de los protagonistas va cambiando y deben adaptarse e incluso aunque en la mente de Yorick hay un objetivo muy concreto, algún que otro desliz por su parte hay. El resto de personajes siguen con su evolución, dejando ver facetas conocidas y ocultas (imaginad por la portada lo que puede haber dentro, imaginad) que encajan a la perfección en el mundo que están construyendo los autores. Además, cada acto tiene sus consecuencias y nada se queda sin explorar.

Página de Y, el último hombre #32Trasladar la acción al mar a bordo de un carguero para ir hasta Japón es una idea a la que se le ha sabido sacar jugo. La capitana y su tripulación constituyen un buen añadido al cada vez más extenso de personajes y los tira y afloja que surgen a partir de ahí le dan vidilla a la historia. Sobre todo cuando se desenmascara cierta situación que difícilmente alguien podría imaginarse. Sin duda, mezclar piratas y apocalipsis ha sido otro gran acierto.

Y como de aciertos va el tema, seguimos el otro gran pilar en el que se apoya la obra, el dibujo de Pia Guerra. No obstante, el acierto aquí no está en las hábiles manos de la artista sino en el sustituto que la reemplaza durante cuatro números en este tomos (a excepción del primero y del último), pues logra adaptarse al estilo de Guerra y apenas notamos transición ni cambio entre uno y otro. La fidelidad de Sudzuka al dibujo de Guerra es algo que deberían tener en cuenta otros dibujantes sustitutos.

La estructura del cómic es sencilla y regular pero a su vez muy efectiva, algo que hace que sea todo muy fácil de leer y así la ya de por sí interesante trama fluya sin inconvenientes. La suavidad del color y el contraste que crean entre la claridad del día (o interiores) y la oscuridad de la noche ayuda mucho a ello.

Página de Y, el último hombre #33Francamente, sin haber leído con anterioridad esta serie y estarla descubriendo ahora con esta reedición por parte de ECC, a estas alturas no tengo ni la más remota de idea de cuál es el final que Vaughan y Guerra tienen preparado. Sin embargo, no me importa. Con todo lo leído hasta ahora se han ganado la confianza suficiente como para que sea cual sea ese final seguramente esté a la altura de las expectativas.

Se echan de menos las portadas originales colocadas entre los diferentes números para que así sea más fácil identificar en que momento se cambia de uno a otro e incluso para tener un punto de referencia en el que dejar de leer hasta otro momento. No es que sea algo traumático, ni mucho menos, pero acostumbrado a ese orden en la gran mayoría de cómics es un detalle que hubiera estado bien.

En cualquier caso, un must-have para cualquier aficionado a los cómics y a la literatura (la cantidad de referencias culturales de todo tipo, no solo a la literatura, es abrumadora e incluso a un servidor se le pasan por alto algunas). Más que recomendado, recomendadísimo.

Javi Garcia

Otras entradas

[Series] La serie de Daredevil se mantendrá alejada del universo cinematográfico

Entrada anterior

[Cine] Las recientes fotos tomadas de Batman v Superman: Dawn of Justice no se publicarán pronto y Gary Oldman duda de la coherencia de ver a Batman y Superman juntos

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario