ArtículosCriticasMarvel's The Punisher (2017 - ??)SeriesSeries Marvel

Análisis de la segunda temporada de Marvel’s The Punisher

15

Imagen de The Punisher 2x07

A estas alturas no es ningún secreto que el universo televisivo creado por Marvel y Netflix afronta, de manera casi agónica, sus últimos momentos de vida. Con tres de sus cinco series, “Marvel’s Daredevil”, “Marvel’s Luke Cage” y “Marvel’s Iron Fist”, ya canceladas, el futuro de estos “héroes urbanos” dentro de la plataforma de streaming parece estar bastante claro.

Es precisamente en este escenario, con la sombra de la cancelación esperando a su siguiente víctima y en medio de todos los rumores que ha desatado Disney+ (la nueva plataforma de VOD de Disney) que Frank Castle\The Punisher (Jon Bernthal) regresa a nuestras pantallas para estrenar su segunda, y casi con toda seguridad, última temporada. Un adiós que a grandes rasgos deja bastantes luces y sombras a su paso, ya que como viene siendo habitual arrastra un grave problema de ritmo y continuidad.

Sin duda, gran parte del éxito (por así decirlo) de la primera temporada de “Marvel’s The Punisher” recae en el tono y la esencia de la misma. Ya que a diferencia de sus “hermanas”, la serie del anti-héroe apostó por alejarse del esquema que, por aquel entonces, seguían el resto de programas. Gracias a esto los fans del personaje (creado en los 80 por Gerry Conway, John Romita Sr. y Ross Andru) pudimos disfrutar de una historia que supo captar, más o menos a la perfección, esa esencia oscura y violenta que envuelve a Frank Castle. Y que tras el fracaso que había supuesto el estreno de Marvel’s The Defenders”, se convirtió también en un soplo inesperado de aire fresco para este universo.

Imagen de The Punisher 2x04

Un elogio que por desgracia no podemos aplicar a esta segunda entrega. Donde sus responsables pecan de una gran ingenuidad al ofrecernos mucha más acción y violencia explícita a expensas de una narrativa bastante irregular y en algunos tramos hasta repetitiva. Salvada en muchos casos por el carisma y la gran actuación de Jon Bernthal a lo largo de estos trece episodios, en los que el actor vuelve a demostrar una vez más que ha nacido para dar vida a The Punisher. Aún incluso cuando la propia serie, o mejor dicho ciertos momentos de esta, se convierten en un lastre que impiden a Bernthal explorar todo el potencial que tiene su personaje.

Un lastre que bien podría tener su explicación y origen en la situación que vive actualmente el proyecto superheroico creado por el tándem Marvel-Netflix. Ya que todo parece indicar que la única razón por la que “Marvel’s The Punisher” y “Marvel’s Jessica Jones” aún  no han sido canceladas, es que ambas se encontraban en plena producción cuando la colaboración entre ambas compañías llegó a su fin. Esto explicaría porque Steve Lightfoot (showrunner y creador de la serie) parece intentar meter dentro de la trama todos los elementos posibles antes de su despedida. Una jugada demasiado ambiciosa que acaba traduciéndose en una historia poco original y con un avance muy lento.

Ya lo dice el refrán “quien mucho abarca poco aprieta”. Aunque la serie trata de mantener al espectador constantemente sorprendido, el escaso desarrollo de muchos de estos giros de guión o su insustancial desenlace, provocan que la historia empiece a perder interés a medida que avanzan los capítulos. Un interés que solo se reaviva en la recta final de temporada (capítulos 11-13), cuando las escenas excesivamente alargadas y las subtramas poco desarrolladas desaparecen de la ecuación.Imagen de The Punisher 2x05

No obstante, el regreso (con sabor a despedida) del personaje también nos ofrece algún que otro punto positivo. Los responsables de la serie parecen haber entendido que hablar de The Punisher es hablar de acción, violencia y mucha…mucha sangre.  Por ello, y como bien señalamos arriba, esta nueva entrega no se anda con rodeos y desde un primer momento nos muestra a un Frank Castle mucho más apegado al de los cómics. Un anti-héroe sin escrúpulos o miramientos, capaz de eliminar a cualquiera que se interponga entre él y su objetivo. De este modo, esta nueva “rafaga” de episodios nos ofrece algunas coreografías muy elaboradas (dignas del mismísimo Daredevil) y con una acción brutalmente explícita y sangrienta, que sin duda hacen homenaje al material original.

El arranque de temporada es otro de los escasos elementos que merecen la pena destacar en este análisis. Ya que durante sus primeros capítulos, “Marvel’s The Punisher” adopta un formato de western moderno en el que tanto la narración, como los personajes y su desarrollo, fluyen de manera natural hasta alcanzar un clímax (episodio 3) digno de cualquier entrega de “John Wick”. Desafortunadamente, aquí Lightfoot y los guionistas cometen el error de trasladar la acción de nuevo a Nueva York , rompiendo por completo la magia y ambientación con los que habían comenzado. Si a eso le sumamos el gran problema que arrastran casi todas las “series Netflix” (temporadas demasiado largas), ya tenemos la receta perfecta para crear una sobrecarga narrativa que acabe frenando el desarrollo de la historia.

Desarrollo que también se ve entorpecido por la interacción de dos villanos completamente desdibujados y que en ningún momento llegan a suponer una gran amenaza para Castle. Por un lado tenemos el regreso de Billy Russo/Puzzle (Ben Barnes), que tras el final de la primera temporada prometía erguirse como el principal antagonista de esta nueva entrega. Sin embargo, lo que nos encontramos es un villano completamente estereotipado y con unas motivaciones muy pobres, que lo único que te hacen desear es que ojalá hubiera seguido en coma.

Imagen de la segunda temporada de The Punisher (2018 - ?)

En el otro extremo de la balanza está John Pilgrim, un peligroso asesino a sueldo (claramente inspirado en el villano “The Mennonite”) que perseguirá a Castle durante los primeros compases de la temporada. Al contrario que Russo, la introducción y desarrollo de Pilgrim resulta bastante satisfactoria y refrescante. No obstante, y por razones que solo los responsables de la serie sabrán, su evolución se detiene cuando la acción vuelve a trasladarse a la gran manzana. Dejando a su personaje en un continuo “Stand By” del que no saldrá hasta los dos últimos capítulos.

Aunque hemos señalado que volver a Nueva York rompe por completo el ritmo de la narración. Lo cierto es que esta “cuestionable” decisión argumental abre la puerta para el desarrollo de una idea que, de haber sido mejor ejecutada, podría haberse convertido en el gancho de esta temporada. Al recuperar las trama y personajes de la primera entrega, Lightfoot consigue crear el terreno perfecto para seguir explorando la historia de orígenes de Frank y de porque este finalmente decide asumir su identidad como The Punisher. Una premisa que en un principio había quedado descartada con el carácter autoconclusivo de la primera temporada.

En conclusión, la despedida de The Punisher (al menos de momento) deja un sabor bastante agridulce, ya que todas sus grandes ideas se ven constantemente entorpecidas por su ambición. No obstante, el apartado técnico y visual de la serie consigue mantenerse estable, ofreciendo al espectador un espectáculo lo suficientemente entretenido como para no aburrirse y abandonarla. Nota 6.5/10

Jorge Montenegro

Otras entradas

[Animación] Primeras voces rumoreadas para la serie de Invencible

Entrada anterior

[Cine] Aquaman es la película más taquillera de DC Comics

Siguiente entrada

15 comentarios

  1. Acabo de terminar el tercer capitulo y estoy como loco. No se como seguira, y tal vez tengan razon en que se pierda el ritmo a futuro. Lo que no puedo entender es como todos se quejan de lo extensaas que son las series Marvel Netflix. Por dios, son 13 miserables capitulos, algunas temporadas tuvieron menos. Acaso series como Game of Thrones o Westworld por decir solo algunas, no tienen la misma, si no mayor duracion? Acaso GoT no tiene capitulos que superan la hora de duracion? Y ni hablemos de las series de Warner que tienen como 20 capitulos por temporada. Por otro lado, creo que jamas entendieron el publico al que apuntan las series de Netflix o cual es su intencion. Son series para publico adulto, son series, no para ver en medio de una gran y bulliciosa charla de amigos. No. Son series con un ritmo lento, que nos permiten relajarnos e ir metiendonos en la historia de apoco. Luego el problema de ritmo o mala direccion ya es otro cantar.

    1. Estás comparando peras con manzanas y limones con naranjas. Game of Thrones y Westworld tienen 10 capítulos por temporada o menos, por el alto presupuesto que se gastan y por las historias que deben contar. Las series de Warner son de tarde, comedias de situación y las de superheroes usan aplican la formula clásica del “villano del día”, no es hasta sus últimos capítulos que empiezan a seguir una trama; ni que hablar de sus efectos especiales tan… poco buenos. Una temporada de 6 a 10 capítulos es corta, una de 13 a 16 ya es media, y las que ya van de 22 hasta incluso 24 capítulos, son series largas, de episodios autoconclusos y con relleno.

    2. Creo que confundes si algo es muy violento y cargado de acción con el hecho de que la serie tiene carencias en la historia, no porque algo sea full acción y sea el Punisher sacado del cómic significa que hay que obviar las fallas que presenta sus temporadas. No tiene nada que ver que sea para un público adulto, ya parece el comentario de que “esa película esta hecha para los fans”.

  2. Yo seré muy sincero, esta temporada es más entretenida pero cojea mucho en la historia y la primera es más redonda en la historia pero no es hasta los últimos 2 capítulos que se prende la cosa, aunque había algo de acción a lo largo, eran migajas.

    Billy Russo no me gustó para nada, y no porque fuera mal personaje, sino porque no es el villano que debíamos tener. Su relación con la doctora para mí lo lastra demasiado, no sólo la cara no es como la de los cómics sino su personalidad, su actitud. Quisieron crear a un personaje con muchos complejos y traumas que nunca debió tener. Eso sí, cuando se ponía las pilas y se enfrentaba a Frank la cosa cambiaba. Pero definitivamente no fui fan de este villano. Y su muerte, lejos de parecerme mala, me pareció simple. Es cierto que cierra su arco y Frank reacciona como debe ser, pero cuando tienes a un personaje como Punisher de prota, el villano debe intimidar tanto o más que él, y Billy no lo logra. Si los guionistas querían crear un personaje que nos diera lástima, pues lo lograron. Todo lo contrario pasa con John Pilgrim que me parece de lo mejor de la temporada, todo lo relacionado con él me encantó y no tengo quejas con su personaje. Al final me terminó gustando más, mucho más, que Billy. Y su final, muy correcto y solido.

    Los personajes secundarios que en la primera no me encantaban, como Curtis o Madani, aquí me han gustado mucho. Amy, como el nexo de humanidad que tiene Frank en la trama, empieza cayendo un poco pesada, típica adolescente sabionda pero que a lo largo del desarrollo empieza a caer bien al punto de que cuando se despide de Frank, se hace bastante emotivo. Siempre me han gustado esas tramas de un hombre roto, curtido, frío y con traumas encontrando una oportunidad de redención y cambio en su vida, lo vimos con Laura y Wolverine en Logan, con Beth y Daryl en The Walking Dead, con Arya y el Perro en Game of Thrones, el año pasado con Joe y Nina en You Were Never Really Here; pero los mejores ejemplos me parece que son los de Joel y Elli en The Last of Us, Travis e Iris en Taxi Driver y en León y Matilda en The Professional. Siempre me encantan esas historias.

    Esta temporada adolece del mismo mal que la 2da de Daredevil, querer llevar dos historias que nada tienen que ver y a la hora de cerrarlas, lo hacen a la fuerza y queda muy muy metido con calzador todo. Pero debo decir que Daredevil lo hizo mejor, no es que lo haya hecho perfecto pero sí lo hizo mejor que Punisher. Y bueno la escena final es un regalo a los fans. Es caricaturesca, fanservice, un poco cutre y puede dar algo de risa; pero es un regalo muy bueno para nosotros los fans y no me quejo. De paso en In Memory of Stan Lee, se me encogió el corazón.

    Para los que nos gusta el Punisher por su acción y violencia, saldremos servidos con esta temporada porque no aburre, pero la narrativa claramente es inferior a la primera.

    1. Cuidado con los spoilers, me acabo de tratar uno j0der

    2. Amigo la próxima vez da aviso previo de SPOLIER, por que igual que Captian Westeros leí tu comentario y me entere de la mayoría de los eventos de la serie, puedes comentar avisando o simplemente omitir detalles. De todas formas, gracias por tu opinión, muy interesante. Saludos

    3. De acuerdo en parte, a mi esta 2 me ha gustado, aunque creo que si debieron darle más capitulos a la trama John Pilgrim y quitarle a Billy Russo (que el tío es más guapo con esos 4 rajones que mucha gente, hay gente con marcas de varicela más graves que eso por diox… para ponerlo tan cabreado por tan poco) ya que no tenía mucho más y rellenan mucho con él (su final me encanta, con la palabra en la boca XDDD)

  3. La temporada me gustó más que la primera porque sus escenas de acción son tremendas y verdaderamente reconoces a The Punisher. Además la historia avanza con mejor ritmo que la primera. Sin embargo no me gusta el hecho de tener dos tramas tan distintas entre ellas y sin ninguna relación. Por los trailers parecía que (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) al final los dos villanos colaborarían en un objetivo común (FIN SPOILER) y no fue así, lo que para mi fue un fallo. Como historia general de la temporada, la primera era mucho más orgánica y funcionaba mejor a parte de ser mejor porque solo hubo una subtrama pero estuvo muy relacionada con la principal, cosa que aquí no pasa.

    Me parece un poco exagerada la crítica.

  4. Lo Mejor: Pilgrim -sin duda-; la relacion Frank-Amy; personajes secundarios como Mahoney y Curt
    Lo Peor: dos tramas que jamas se encuentran; la subtrama de Billy y todo lo que trajo aparejado (Krysta, el trauma de la familia ootra vez); varios sinsentidos a lo largo de los 13 capitulos; que Frank siga sin ser EL Punisher que todos conocemos; Madani, y personajes femeninos irritantes en general (excepto Amy, a la cual se le perdonan algunas cosas debido a que es una adolescente).
    Al final del dia, lo peor se sobrepone a lo mejor??…creo que lamentablemente si. Una temporada con mas sombras que luces

  5. A falta de 4 capítulos, la verdad que la historia cuando llega a New York se estanca un poco y flojea. A mí Puzzle no me convence para nada por el personaje que debía ser. Esperaba más de los villanos en la segunda temporada, no sé, que fueran más bestias (Aunque en los primeros episodios esto se cumple) y que hubieran pasado de Billy, que ya lo tuvimos en la primera. Por variar un poco.

  6. SPOILERS

    Menos 3 episodios que se me hicieron muy aburridos y la historia de Russo con la doctora, todo lo demás me ha gustado más que la primera temporada, Me esperaba que Billy al final de la serie se fuera convirtiendo en el del cómic. No sé, algo como Bullseye en la tercera temporada de Daredevil. Russo ha quedado como un enemigo de segunda más, cuando debía ser el Kingping de la serie.

  7. Todos criticais a Russo y yo creo que salvo su final, lo demás está sublime

    1. Sublime? Sublime Wilson Fisk. Russo da es pena.

    2. La verdad que para mi intentaron hacer a Russo una especie de Bullseye. Un villano complejo con varios traumas psicológicos para entender porque es el psicopata que es, lamentablemente el guión o la actuación de Barnes no ayudó nada. Es decir Barnes es excelente cuando tiene sus escenas de lider, asesino frío y sereno, pero cuando le tocaban sus escenas de arranque de ira, locura, desesperación y sufrimiento ahi no le salia nada, yo miraba una sobre actuación.

  8. Luego de ver esta temporada me doy cuenta lo imperfectas que son las series de Netflix a pesar de que nos gusta mucho, y es que lo que en verdad llama la atención son los tonos adultos, la crudeza de las peleas y los buenos villanos ya que lo demas son errores que estas series cometen, empezando por el relleno; si, a pesar de tener 13 capitulos curiosamente hay mucho relleno en los capitulos.

    Yo solo he visto las series de Daredevil y el Punisher pero con 5 temporadas entre ambas me doy cuenta el patron que tienen estas series y es que se concentran mucho en personajes secundarios dejando al protagonista a veces en el principio del capitulo y luego al final del mismo (en algunos episodios). Aqui nuevamente tenemos personajes femeninos bastante cansinos, y es que Madani no deja de tener sus ojos llorosos sufriendo cada instante y teniendo sus crisis existenciales, luego tenemos a la Dra de Billy, un personaje muy desesperante para mi. En cuanto a los personajes masculinos el que mas me fastidia es Mahoney, un grano en el culo que ha estado estorbando en las series de Daredevil y esta misma, y es que cuando tenemos a un personaje que impide al protagonista a ser lo que es la verdad es molesto (no digo que el personaje este mal, es solo que no me agradan este tipo de personajes jajaja).

    Con respecto a la acción, pues que decir, un 10 de 10. Me gusta esa crudeza y violencia con la que tratan estas peleas haciendonos ver que pelear en la vida real es muy distinto a como lo vemos en la ficción, sin embargo la misma crudeza peca de sobreexagerar demasiado. Me explico, lo malo de que el Punisher se vea en vuelto en peleas tan violentas es que lo dejan al borde de la muerte casi al principio de la serie, y eso es un obstaculo ya que impide al protagonista al dar el 100% en sus peleas finales. Ya desde el primer capitulo termina con una bala en el trasero y una mano rota. Y por culpa de esto (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) tuvimos ese final con Billy muriendo muy facilmente a manos de Frank; y la pelea entre John y Frank donde practicamente ambos ya estaban moribundos (FIN SPOILER) Por eso se me hace gracioso pensar que la Viuda Negra, Hawkeye, Okoye, Scott, Hope, entre otros humanos normales tengan mas resistencia que un Marine y un ciego artista marcial.

Dejar un comentario