MisceláneaSuperhéroes y Ciencia

[Superhéroes y Ciencia] Ciencia-ficción y Ciencias Sociales (VII)

0

(Continuación) Y una nueva ciencia que adjuntar a las ya conocidas de Aeronáutica, Exobiología, Física Nuclear, Genética o Nanotecnología.

Me estoy refiriendo a la autodenominada Ufología, Ovnilogía, Platillología o lo que sea de los platillos voladores. Como quieran llamarla.

Total es una falacia. Una pseudociencia. Un timo.

Pero volviendo a nuestro profesor Ralph Hinkley y su alter ego, El gran héroe americano, el traje que le ofrecen los extraterrestres (colorido, de malla y con logo y capa; ya les dije que en ese aspecto era conservadora la trama), tiene dos peculiaridades.

El asunto del traje

Una. Lleva un pasword incorporado, de modo que sólo funciona, confiriendo esos poderes, si es él quien lo lleva puesto. Una ocurrencia alienígena. Otra. Aunque no es de nuestro planeta, lleva también un manual de instrucciones como si fuera de aquí.

Se ve que hay cosas que no cambian, vayas donde vayas. O, como mejor, dijo Paul Eluard: “Hay otros mundos, pero están en éste”. Mucho mejor así, dónde va a parar.

Un manual que, por desgracia, nuestro hombre pierde y es fuente de todas los percances y accidentes que le ocurren. Y es que no puede leer cómo se utilizan, de forma correcta, los poderes sobrehumanos que confiere.

Lo que propicia no pocas peripecias. Sobre todo a la hora de volar bien, lo que no consigue en ninguna de sus etapas: ni en el despegue, ni en el vuelo ni en el aterrizaje.

Por eso es habitual verlo haciendo despegues ridículos, volando torpemente o estampándose contra muros y paredes. Tan mal lo pasa que decide entregar el traje a las autoridades, ya que hasta entonces lo había mantenido en secreto.

Ya saben cómo va esto de los superpoderes y la responsabilidad que le acompaña.

Y el FBI

Pero entonces aparece un agente del FBI llamado Bill Maxwell, que conoce el encuentro con los extraterrestres, le hace desistir de tal idea y le convence de todo lo contrario.

Lo que debe hacer es quedarse con el traje y utilizar sus superpoderes para luchar contra el crimen. Es cuando nace el superhéroe. Eso sí, un superhéroe de 3ª fila, que si soluciona algo es por pura casualidad.

Y así es como inicia su particular aventura contra los malhechores. Su cruzada contra el mal. Y lo hace sin importarle los tropiezos y errores que comete sin cesar. Sin desmayar en sus fracasos.

Una lección que debe dar todo superhéroe que se precie de serlo, la de tener coraje.

Otros personajes

La estructura argumental se completa con otros personajes, que están en el ajo de la doble identidad y le ayudan.

En un principio su novia, la abogada Pamela Davidson, y algunos estudiantes del centro donde imparte clases. Después, tras la primera temporada, su ya esposa y Kevin, un hijo de su anterior matrimonio.

Y la melodía

Y eso es todo. Poco más. Salvo lo que se imagina. Caídas espectaculares, tropiezos hilarantes, mamporros a discreción, situaciones imposibles, casos inverosímiles y, sobre todo, humor en una esperpéntica lucha contra los malandrines.

Bueno hay algo más que ayudó a su éxito. El tema musical que abría cada episodio.

Una canción de título ‘Believe it or not’ de Joey Scarbury que fue un éxito internacional.

Y que de alguna manera marcó a William Katt, el actor que daba vida al profesor Hinkley en la serie.

En cierta ocasión dijo: “No consigo quitarme esa maldita música de la cabeza”. Comprensible que lo diga como hombre.  Hay actuaciones que nos persiguen toda la vida.

Posdata

Hasta donde he podido ver, como superhéroe, considero a El gran héroe americano como el más cómico, el más valiente y el mejor defensor de las injusticias, de todos los superhéroes de la galaxia del cómic de humor.

Y eso que no sabía volar ni aterrizar. O quizás por eso. El gran héroe americano, casi treinta años te contemplan.

Carlos Roque Sánchez

Otras entradas

[Videojuegos] Marvel y Activision anuncian el videojuego X-Men: Destiny

Entrada anterior

[Cine] Adrien Brody estaría interesado en Ant-Man

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en Miscelánea