SpidermanSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: De la muerte de Gwen Stacy (Primera Parte) [13]

1
(Continuación). De todos son conocidas las penalidades y desgracias de nuestro desafortunado y arácnido personaje. Pero pocas le llegaron a afectar tanto como la muerte de Gwen Stacy. Un luctuoso suceso que hizo sufrir, a la vez, a sus dos personalidades: Peter Parker y Spiderman. Un doble dolor por tanto, como superhéroe y como persona.
El rival de aventura del momento es uno de sus más peligrosos enemigos, el Duende Verde. Un singular supervillano que hizo su aparición en el nº 14 de Amazing Spider-Man, allá por julio de 1964.

El Duende Verde

Es el alter ego maligno de Norman Osborn, un empresario nada escrupuloso que une a su fuerza colosal y rápidos reflejos, todo un abanico de ingenios y armas de alta tecnología. Desde un patín aerodeslizador propulsado por cohetes y armado con misiles, hasta unas bombas en forma de calabaza y otros peligrosos aditamentos, pasando porque es una de las pocas personas que logra descubrir la relación entre Spiderman y Peter Parker. Un arma ésta, muy poderosa contra cualquier superhéroe. Lo que le convierte en un enemigo muy de temer. Para más INRI, su hijo Harry es el único amigo de Peter y las cosas se torcieron entre ellos… En fin, todo un archienemigo. Ya saben, emoción a raudales.

Por supuesto que este malhechor y criminal, como todo malvado de cómic que se precie, tiene un particular vestuario. Llamativo y hortera como el de todos, por supuesto. En su caso es un horroroso traje verde que, a la vez que lo protege, le da un grotesco aspecto de duende o de murciélago gigante. Vaya usted a saber. Aunque tampoco importa mucho. Lo que nos interesa ahora es que se trata del inductor de la muerte de la dulce Gwen. Todo un trauma en el mundo del cómic. Un hecho que nunca antes había ocurrido. La muerte de la novia del personaje que, no lo olvidemos, es un superhéroe y que sin embargo, no puede hacer nada por evitarlo. Increíble. Tanto que, con el tiempo, fue el principio del fin de la Edad de Plata del cómic. Pero volvamos a lo nuestro, ¿quién la mata en realidad?, ¿cuál es la causa cierta de su muerte?

Haciendo memoria

Recordemos que la aventura se desarrolla en el nº 121 de Amazing Spider-Man, de junio de 1973. Gwen es secuestrada por Green Goblin, quien la lleva al puente George Washington con la intención de utilizarla como señuelo, para atraer hasta allí a Spiderman. Está decidido a acabar con él. Ella no es más que el medio, por eso no duda en arrojarla desde lo más alto del puente, en el fragor de la lucha. Se ve que el histriónico duende es de los que piensan que en la guerra, como en el amor, todo vale. Queda claro, entonces, que él la arroja al río, pero no de qué muere ella.

Si atendemos a la variedad de respuestas al respecto, se podría pensar que se trata de un problema de difícil solución. Hay división de opiniones. Algo perfectamente posible si se trata sólo de eso, de opiniones. Cada cual tiene la suya. Pero si no es una opinión lo que queremos, sino un informe científico del hecho, entonces, en este caso sólo hay una respuesta. La que da la Mecánica Newtoniana, uno de los dos pilares de la Física Clásica junto con la Teoría del Electromagnetismo de Maxwell.


MECÁNICA NEWTONIANA
+
TEORÍA DEL ELECTROMAGNETISMO DE MAXWELL
———————————————————
FÍSICA CLÁSICA

Y que coincide con la dan los guionistas del cómic ¡Bravo! Una magnífica aplicación de la ciencia a la ficción. Un magnífico ejemplo de buena Ciencia-Ficción, que adelantamos en una viñeta. O mejor dicho en la casi inadvertida onomatopeya estadounidense de un crujido: “SNAP”. Volveremos sobre más adelante sobre su significado. (Continuará).

Carlos Roque Sánchez

Otras entradas

Nuevo póster del Joker de The Dark Knight

Entrada anterior

Los villanos que veremos en Super Max

Siguiente entrada

También te puede interesar

1 Comentario

  1. hola de nyevo pues chida entrada y espero q pongas mas acerca de SPIDERMAN 4 Y 5
    PORFAVOR¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Dejar un comentario

Más en Spiderman