SpidermanSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: De la muerte de Gwen Stacy (Cuarta Parte) [16]

2
(Continuación). Por las condiciones en la que ocurre, desde el punto de vista de la ciencia, no hay diferencia alguna entre ser detenido por una telaraña como la de Spiderman, el agua de un río o el duro suelo de una calle. En todos los casos la detención es brusca, es decir, se produce en muy poco tiempo. Y anular esa velocidad, en tan corto intervalo temporal, exige una gran fuerza sin importar que la haga asfalto, agua o cable.

Lo que aquí importa es que se trata de la misma gran fuerza, que tendrá que soportar el esqueleto óseo del cuerpo de la persona que impacta. Un esqueleto que no está diseñado para tolerarla, al menos en su totalidad. Hay en él partes más débiles que otras. De ahí el peligro de las lesiones. Una cuestión de cálculos médicos y biofísicos que, de ninguna manera, puede ignorar el estudiante Parker. Aunque quizás convendría, antes de meternos en ellos, hacer unas matizaciones relacionadas con las superficies de impacto.

Matizando que es gerundio

De la brusquedad con la que se detiene un cuerpo que cae desde cierta altura, cuando interacciona con un suelo sólido rígido, causa de su posible muerte, poco hay que comentar. Más que nada por lo evidente que es y lo intuitivo que nos resulta. Decimos que el suelo es muy duro. Lo que viene a significar que el tiempo de frenado es muy pequeño, la fuerza a la que se ve sometido el cuerpo demasiado grande y éste se rompe. Nadie se habría extrañado de su muerte, si Gwen hubiera impactado contra el asfalto de la calle neoyorquina.

Respecto al choque con un líquido, por ejemplo agua, hemos de tener presente que cuando se hace con una cierta velocidad, produce los mismos trágicos efectos que el suelo rígido. Es así, aunque no nos resulte tan evidente e intuitivo. La explicación científica nos viene a través del rozamiento hidráulico que sufren los sólidos que se mueven en el seno de un fluido. Aumenta con las velocidades de aquellos, por lo que el tiempo que tardan en pararse es bastante menor que el que se podría pensar. Y más mortal, por tanto, su efecto.

Lo mismo podemos decir del frenado con la telaraña arácnida, un cable al fin y al cabo, si bien en este caso se podría considerar su elasticidad.

Considerando la elasticidad

Cuando el sistema que frena a un cuerpo es elástico, su posible extensión (estiramiento o contracción) hace que el proceso de frenado dure más tiempo. Lo que hará que la fuerza que ejerce sobre el cuerpo no sea tan intensa y su efecto soportable por un esqueleto.

Es lo que les ocurre a los que practican puenting. La cuerda que utilizan es elástica y su longitud, incluso estirada al máximo, es menor que la altura del puente desde el que se tiran. Dos características éstas, elasticidad y espacio suficiente, que, juntas, posibilitan que sus cuerpos se frenen con una brusquedad por debajo del umbral que resulta mortal para el hombre.

Lo que por desgracia no ocurre en la aventura que nos traemos entre manos. Quizás por la poca elasticidad de la telaraña -y sobre todo por el escaso tiempo y corto espacio que tiene Spiderman para detenerla-, su intento salvador resulta infructuoso. No sólo no la salva, sino que es causa directa de su muerte. Para cualquier mortal, una dura carga con la que vivir. Más si eres un superhéroe, con lo que eso conlleva.

Teorema de Variación de la Cantidad de Movimiento

Desde el punto de vista de la Mecánica, el Teorema de variación de la cantidad de movimiento, da una respuesta clara.

F = Δp / Δt a;aa F = Δ (m · v) / Δt a;aa F = m · Δv / Δt a;aa F · Δt = m · Δv

Conforme con más fuerza (F) y durante más tiempo (Δt), lo llaman Impulso mecánico, se empuje un cuerpo de masa m más aumentará su velocidad (Δv), conocido como Variación de momento lineal.

O al revés. Para quitarle velocidad (Δv) a un cuerpo de masa m, le hemos de aplicar una fuerza (F) durante cierto tiempo (Δt).

De modo que cuanto menos tiempo tengamos para frenarlo, más intensa ha de ser la fuerza que le apliquemos. Es lo que le pasó al sufrido Spidey. (Continuará)

Carlos Roque Sánchez

Sam Raimi sigue interesado en dirigir Spider-Man 4

Entrada anterior

TV Spots #6, #7, #8, #9 y #10 de El Increíble Hulk

Siguiente entrada

También te puede interesar

2 comentarios

  1. HOla, en verdad me ha agradado el interes por la teoria, sin embargo no hay datos, ni supuestos, es decir, ya que haces el ejercicio “puedes simular” la altura del puente, el peso de Gwen y la distancia a la cual la telaraña la atrapo. Iniciar con un razonamiento teorico para al final decir solamente que “Quizás por la poca elasticidad de la telaraña -y sobre todo por el escaso tiempo y corto espacio que tiene Spiderman para detenerla-“, lo considero vacío.
    Además mencionas que la salvó a punto de tocar el agua lo cual es completamente erroneo, basta ver las viñetas, es decir, hay que saber mezclar la verdad y la ficción.
    Y si en ficción seguimos, con 30 años de ver la telaraña del spider sabemos que es lo suficientemente elastica (o plastica, según él asi lo deseé).
    Otro punto, observemos la arquitectura de la torre, debido a los contrafuertes no pudo haberla rescatado cerca de la superficie del agua, lo cual deja espacio de resorte (o de lo contrario ella antes se abría golpeado contra la torre) es decir, hay mas lógica que escarbar ahí.

    Asi, en verdad me gusto tu sección pero al final de tantos teoremas, tus conclusiones se basan solamente en tu percepción, en nada, asi de simple.

    espero visites mi blog, saludos

  2. Siento contradecir a Rik, pero la versión del latigazo cervical que le rompe el cuello a Gwen Stacy es perfectamente plausible.

    Tan solo una hebra fina de la telaraña de Spiderman tiene la resistencia de un cable de acero. Efectivamente es elástica, pero también lo bastante consistente como para no posibilitar el frenado progresivo de la caida de un cuerpo. No creo que Gwen pesara demasiado, pero el frenazo es considerable si tenemos en cuenta que para estirar una telaraña de Spiderman, el propio Spiderman necesita utilizar toda su superfuerza, que es aproximadamente la fuerza de 50 hombres (eso se ha visto tanto en películas como en los cómics). Para evitar el latigazo cervical, Spiderman debería atraparla lanzanzo su telaraña como una hebra muy fina, que permitiera estirarse lo bastante para un frenado progresivo, pero hasta donde sabemos, su dispositivo para lanzar telarañas no permite seleccionar un chorro tan fino como eso; tan solo puede seleccionar el radio de dispersión de la telaraña.

    Aunque la muerte de Gwen Stacy fuera muy criticada, eso le ha dado a la historia de Spiderman un punto dramático que refuerza el personaje, y más si esta muerte fue accidental al intentar rescatarla. Las heridas emocionales en los héroes les da un punto agridulce, una batalla interior que da caracter al personaje.

    Saludos.

Dejar un comentario

Más en Spiderman