SpidermanSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: El factor Obama en Ciencia [28]

0

(Continuación) Uno de presente. Ideología y ciencia se han de separar. Más libertad en investigación. Su mascarón de proa, la casi inmediata revocación de la limitación para investigar con células madre.

Otro de futuro. El porvenir pasa, de forma ineluctable, por nuestra propia capacidad para crear, no para consumir.

Objetivos específicos propuestos
De forma más concreta, seguimos en la teoría, sobre el papel, estas son las improntas de algunos de los objetivos propuestos:

1) En el terreno educativo, se señala la necesidad de incrementar la educación científica en las primeras etapas de la vida, sobre todo de las matemáticas, y también, en general, de la divulgación científica a la ciudadanía.

2) En ese sentido se pide una mayor implicación de la comunidad científica, en aquellos asuntos públicos que afecten al bienestar de todos los ciudadanos.

3) Se insiste en la búsqueda de alternativas energéticas eficientes y en la preservación del medio ambiente, con una especial incidencia en el cambio climático.

4) Y hace un pequeño guiño a la NASA, cuando propone la creación de la Agencia de Investigación Avanzada en Energía en los inicios del siglo XXI.

Una institución que actuaría como palanca de Arquímedes, impulsora del conocimiento en general, al igual que aquella otra lo hizo en los años 50.

5) Por supuesto se defiende tanto la investigación básica como la aplicada, así como la interdisciplinaridad del conocimiento científico.

6) Se pone un especial énfasis en la lucha contra las enfermedades, redoblándose los recursos públicos para combatir el cáncer.

Y hasta aquí lo dicho. Los hechos suelen ser otra cosa. Porque sabido es que, del dicho al hecho hay que recorrer un trecho que no siempre, por no decir casi nunca, es de buen camino.

Objetivos específicos alcanzados
En la práctica, quizás no haya pasado el tiempo suficiente pero, salvo las reformas sanitaria y financiera, lo cierto es que el huracán Obama ha perdido fuerza, mucha fuerza.

Algunos han querido ver en la crisis económica y social que nos afecta a todos, a su particular archivillano, causante de la pérdida de algunas batallas.

Un Camaleón de nuestro siglo, para el que no acaba de encontrarse un Spiderman actual. No han transcurrido ni dieciocho (18) meses y apenas ya el 50% de los encuestados aprueba la gestión del presidente demócrata de los EEUU.

Un hombre y un partido que, a mi entender, sufren de una doble personalidad. Como nuestro Peter Parker-Spiderman.

El partido porque, estando formado por izquierdistas en lo económico, son conservadores en lo social. El hombre, porque su personalidad resulta buena para ganar elecciones, pero mala para gobernar.

Lo que se traduce en un Obama muy de izquierdas para el centro derecha, y demasiado de derechas para la izquierda centrada. Una incertidumbre posicional a la que no contribuye la indefinición de Barack.

En definitiva como nuestro arácnido superhéroe. Cuando a Spiderman no le van bien las cosas, Peter Parker desciende a los infiernos. O al revés. Que lo mismo da.

Carlos Roque Sánchez

Otras entradas

Mark Strong cree que Sinestro será el villano de Green Lantern 2

Entrada anterior

Michael Goldenberg re-escribirá el guión de Green Lantern 2

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en Spiderman