Flash GordonSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: Flash Gordon (2)

2

syc_flashgordon_2-1(Continuación) Por último. Aunque buena parte de sus aventuras transcurren en el planeta Mongo, Flash Gordon no es un héroe interplanetario. Él tan solo se traslada de la Tierra al planeta, y permanece allí en defensa de la Tierra. Nada más.

Una limitación respecto a otros personajes de cómics, que no le impide ser el icono más conocido de la ciencia ficción visual, hasta la aparición de Star Wars. Un héroe prototipo de la cultura de masas de los comienzos del siglo XX.

Ya les he comentado que el avión en el que viaja nuestra pareja protagonista sufre un accidente, al ser golpeado en pleno vuelo por un asteroide. Un incidente que la verdad, así de entrada, no parece muy creíble. No es frecuente que aparezca en los medios de comunicación un sucedido de ese tipo.

De acuerdo. Pero bueno, no debemos olvidar que se trata sólo de ficción, con una supuesta base científica. Por ello, lo único que nos debe preocupar, es si se trata de buena ciencia-ficción o no. Y en esta ocasión la respuesta es que sí. Es buena ciencia-ficción, al menos una gran parte de ella.

Les pongo en antecedentes respondiendo a esta terna de preguntas: ¿Qué es un asteroide? ¿Es lo mismo que un meteorito? ¿Es posible un impacto directo en la vida real?

syc_flashgordon_2-2

Asteroide versus meteorito

De modo coloquial les diré que los asteroides son los hermanos pequeños de los planetas. Por eso se les llaman también planetoides o planetas menores, términos que se ajustan mejor a lo que en realidad son.

Pero como vistos desde la Tierra, los asteroides tienen aspecto de estrellas, los griegos le pusieron ese nombre, que significa “con figura de estrella”. Y de ahí le viene, de los clásicos. A ver quien es el guapo que se lo quita.

La mayoría de ellos son pedazos de rocas, aunque también los hay formados sólo por metal (por lo general hierro) o por roca y metal. Se cree que son el material original de la formación del sistema solar, que nunca llegó a aglutinarse para formar un planeta.

syc_flashgordon_2-3De modo que cualquier trozo rocoso o metálico que gire en órbita alrededor del Sol y que no sea un planeta, es un asteroide. Observen que en esta definición no interviene el tamaño del objeto. Después volveremos sobre este punto. Por ahora, nada más en lo que respecta a este cuerpo celeste.

Cuando un asteroide tiene una trayectoria de colisión directa con un planeta o un satélite y cae sobre él, logrando llegar al suelo, a sus restos cuando lo encontramos los llamamos meteoritos. De modo que son el mismo objeto, sólo que con dos nombres distintos según donde se encuentren. Ésa es la única diferencia.

Mientras orbitan son asteroides; caídos sobre la superficie de un planeta o satélite son meteoritos. Es evidente que todos los meteoritos fueron asteroides, pero no todos los asteroides serán meteoritos. De lo necesario y lo suficiente.

syc_flashgordon_2-4

¿Cuántos asteroides hay?

Ya que sólo existe limitación de tamaño por el lado mayor, el del planeta, la respuesta dependerá de lo grande que tenga que ser un pedazo de roca para ser considerado asteroide. Si no somos muy estrictos, podemos decir que hay millones. Si lo somos, entonces algunos menos, dependiendo de cuánto lo seamos. Con un tamaño “discreto” ya están numerados y nombrados más de 50 000.

Una cantidad nada despreciable y que nos hace plantearnos una inquietante pregunta: ¿Puede un asteroide de tamaño regular impactar con la Tierra? Mi respuesta es que no hay que preguntarse si un asteroide de tamaño regular se cruzará en el camino de la Tierra, sino cuándo lo hará. Es una simple cuestión de probabilidad. Tarde o pronto sucederá. De hecho ya ha ocurrido, y más de una vez, como muestran los registros geológicos.

syc_flashgordon_2-5Pero no se debe preocupar. Por fortuna no sucede a menudo, y cuando ocurra ni lo oirá llegar, ni lo verá siquiera, a menos que dé la casualidad de que está mirando justo en la dirección en la que llega.

Luego es buena ciencia-ficción teórica, volvemos de nuevo al cómic, la situación en la que un asteroide impacta contra el ala de la avioneta, provocando su caída.

Es una pena carecer de datos sobre el momento lineal (p = m · v) de ambos móviles, avión y asteroide, a efecto de poder realizar un estudio dinámico-energético de la colisión.

Pero me sospecho (es más que probable) que los efectos que se ven en la viñeta, desde el punto de vista cuantitativo, no sean muy reales. (Continuará).

Carlos Roque Sánchez

Otras entradas

El guionista Zak Penn admite que Avengers es un proyecto difícil

Entrada anterior

La secuela de 300 sigue adelante

Siguiente entrada

También te puede interesar

2 comentarios

  1. […] Por otro lado Flash Gordon es un humano que, como Batman, Iron Man y otros superhéroes, no posee ningún superpoder. Lo único extraordinario en su caso es el ser una figura del fútbol americano ¿? Sólo con su atlético físico, despierta inteligencia y el otro físico -el sabio y a ratos perturbado profesor- le bastan para vencer a todo rival que se le ponga por delante. (Continuará) […]

  2. […] (Continuación). A modo de ejemplo le traigo un cálculo. Un asteroide de tamaño medio, no mucho más grande que una casa, que se desplace a una velocidad de 800 km/min, al impactar en la Tierra provocaría un efecto similar al de la bomba que se lanzó sobre Hiroshima. Una colisión preocupante. […]

Dejar un comentario

Más en Flash Gordon