Investigando a Sherlock HolmesSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: Sherlock Holmes (IV)

3

(Continuación) Es muy conocido de todos que los relatos de Sherlock Holmes marcaron, en su momento, el inicio de un nuevo género literario: el de la novela policíaca científica.

Un género que tiene basada su trama en la resolución de los casos más intrincados y misteriosos, utilizando para ello la lógica y la ciencia.

Lo que ya no es tan conocido es el hecho de que, tanto la personalidad del detective como el método deductivo que emplea, estaban inspirados en una persona que existió realmente: el doctor en medicina Joseph Bell (1837-1911), el verdadero Sherlock Holmes.

¿Quién fue este doctor? ¿Qué tuvo que ver con Conan Doyle? ¿Cuál es su relación con Holmes?

Conan Doyle y Bell
La relación entre ambos hombres se inició en 1876 cuando, un joven Arthur ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Edimburgo. Allí, además de estudiar, quedaría subyugado, como otros muchos estudiantes, por el carismático profesor Bell.

Un afamado cirujano de alta y corpulenta constitución, blancos cabellos y muy popular por su singular hábito de observar. Una cualidad que aplicaba tanto en su vida profesional, como en la docente y la personal.

En sus clases enfatizaba la importancia de la precisión y la rapidez, en el acto de observar los pequeños detalles médicos.

Esos que, a la hora de hacer un diagnóstico, permiten diferenciar el estado de enfermedad del de salud. O establecer una relación patológica entre causa y efecto.

Una habilidad que lo convirtió en un pionero de la medicina forense, en concreto de la patología forense. Por supuesto que en las postrimerías del siglo XIX, la ciencia aún no se había incorporado a la labor policial, en la resolución de crímenes. De modo que fue todo un adelantado.

Una cualidad que también poseían otros componentes de su familia. Una saga dedicada durante generaciones a la práctica médica, y en la que destacó su abuelo Sir Charles Bell, autor de la descripción de la enfermedad conocida como la “Parálisis de Bell”.

Con dicho precedente no es de extrañar lo del nieto. De casta le suele venir al galgo.

La novatada del profesor Bell
Buena muestra de su singularidad docente nos la ofrece la forma con la que solía recibir a los alumnos  de primer año.

En su intento de mostrarles la importancia de la observación, se presentaba ante ellos con una probeta llena de un líquido ambarino.

“Esto, señores, contiene una droga muy potente. Y tiene un gusto muy amargo. Ahora quisiera saber cuántos de ustedes han educado su capacidad de observación.

Aunque podríamos analizar fácilmente este líquido por medio de la química, quiero que lo huelan y prueben. Y como jamás pido a mis alumnos, nada que yo mismo no esté dispuesto a hacer, lo probaré antes de pasarlo por la sala”.

Entonces introducía un dedo en el líquido, se lo llevaba a los labios, lo chupaba y hacía una mueca de desagrado. A continuación entregaba la probeta a sus alumnos para que hicieran lo mismo.

Uno tras otro, todos los estudiantes mojaban un dedo en la amarga sustancia, se lo llevaban a la boca y hacían una horrible mueca.

Después que todos hubieran pasado por la “cata”, el doctor Bell los miraba con detenimiento y se echaba a reír.

“Señores. Veo con pesar que ninguno tiene desarrollada la capacidad de la observación. Ésa de la que tantas veces les he hablado.

Lo digo porque, si me hubieran observado con detenimiento, habrían descubierto que, si bien introducía el dedo índice en esa amarga medicina, era el anular el que me llevaba a los labios”.

Era sólo un detalle. Pero qué detalle. (Continuará).

Carlos Roque Sánchez

[Cine] Geoff Johns habla de Flash, Wonder Woman y Justice League

Entrada anterior

Iron Man 2: portada de la revista Famous, primer clip y TV Spots

Siguiente entrada

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Para cuando Adam Worth, dicese la persona real que existio y que se inspiro para hacer a Moriarty?

  2. BdS » Superhéroes y Ciencia: Sherlock Holmes (III) - Blog de Superhéroes: Cine de Superhéroes, Cine de Cómics, Ciencia de Superhéroes dice: says:

    […] Título : Conan Doyle, detective Subtítulo : Los crímenes reales que investigó el creador de Sherlock Holmes Autor : Peter Costello Editorial :  Alba, 2008 (Continuará) […]

  3. BdS » Superhéroes y Ciencia: Sherlock Holmes (V) - Blog de Superhéroes: Cine de Superhéroes, Cine de Cómics, Ciencia de Superhéroes dice: says:

    […] (Continuación). Ni que decir tiene que una vivencia como ésta marca, de por vida, a quien la sufre en primera persona. […]

Dejar un comentario