Superhéroes y CienciaSuperman / Clark Kent

[Superhéroes y Ciencia] Superman (19)

0

(Continuación) Aumenta entre cinco (5) y diez (10) veces la fortaleza mecánica del tórax. Lo que acelera su recuperación en varias semanas, ya que reduce dicho tiempo a la mitad.

Y trae también consigo que se eviten infecciones y complicaciones, asociadas a unos periodos más largos de recuperación tras la intervención.

Por supuesto, al ser este postoperatorio menos largo, se reducen los dolores del paciente. Se mejora su capacidad respiratoria y la recuperación funcional, lo que supone que tenga menos necesidad de tomar analgésicos.

Este material resinoso no se emplea sólo en las operaciones cardíacas. Está comercializado para cualquier cirugía de huesos, incluidas las ortopédicas, traumatológicas y neurocirugía en el cráneo o la médula espinal.

Además, ésta es otras de sus ventajas, la aplicación de Kriptonite es realmente fácil. Bastan cinco minutos para que cualquier médico la aprenda y lo administre.

Por último este adhesivo quirúrgico actúa muy rápidamente. En menos de veinticuatro (24)  horas ha sellado por completo al hueso. Lo que puede ser una ventaja, aunque también un inconveniente.

Kriptonite y Medicina (inconvenientes)

Es el único que por ahora se le ha encontrado. Éste es el pero del que les hablaba más arriba. Su significativa cura en cuestión de horas y el consiguiente rápido proceso de consolidación con los huesos, se convierten, paradójicamente, en un problema.

Ocurre cuando, por las circunstancias que sean, se hace necesaria una segunda intervención con la consiguiente nueva y traumática rotura de huesos.  Es aquello de cuando más es menos.

Hecha esta salvedad y tras un año de seguimiento, los investigadores aseguran no haber encontrado efectos secundarios no deseables que reseñar. Aunque reconocen que será necesario realizar más estudios, para evaluar posible complicaciones a largo plazo.

Un producto revolucionario

Kriptonite apunta a convertirse en un producto revolucionario en cirugía. Conviene recordar que en términos de técnicas de cierre óseo en el pecho, no hay innovaciones desde hace ya 50 años.

Aún hoy se cierra utilizando alambre de acero inoxidable y esperando, entre seis y ocho semanas, a que el hueso fusione con él dentro del pecho.

Con las consecuencias no deseadas que esta larga espera trae consigo.

Algo que puede solucionar este nuevo superpegamento, con propiedades similares al hueso natural, y que no sólo permite que las costillas queden pegadas al esternón muy rápidamente, sino que posibilitan, incluso, el crecimiento de un nuevo hueso.

Por muy extraordinarias e increíbles que les parezcan las propiedades de esta nueva sustancia obtenida por el hombre, han de saber que son ciertas y que la sustancia existe.

Es lo que tiene la ciencia a diferencia de la ciencia-ficción. Que sólo habla de lo que ya existe o es posible obtener. Mientras que la ciencia-ficción especula en los límites de aquella.

De Unobtainium a producto revolucionario

Es decir que la kriptonite científica no es un unobtainium. Que es el término con el que, en el mundo de la ciencia-ficción en general y de los superhéroes en particular, se denomina a cualquier material que posea propiedades fantásticas y extranaturales.

Como no existen en la vida real, ni parece que se puedan obtener por algún método conocido, se les llama así unobtainium.

Un latinajo más bien macarrónico, que supuestamente vendría del inglés ‘unobtainable’, es decir  “no obtenible”.

La kriptonita es la que se hizo famosa en las historias de Superman, el Hombre de Acero. Aunque hubo otras.

Carlos Roque Sánchez

Otras entradas

[Cómics] Panini Cómics: La redención de Logan (I)

Entrada anterior

[Cine] ¿Cameo de Heath Ledger en “The Dark Knight Rises”?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario