Superhéroes y CienciaSupermateriales Ciencia

Superhéroes y Ciencia: Unobtainium (I)

6

No. No estamos en clase de latín. Pero es que ése es el término escogido, en el mundo de la ciencia ficción en general y de los superhéroes en particular, para denominar a cualquier material que posea propiedades fantásticas y extranaturales. Como no existen en la vida real, ni parece que se puedan obtener por algún método conocido, se les llama así unobtainium.

Un latinajo más bien macarrónico, que supuestamente vendría del inglés ‘unobtainable’, es decir  “no obtenible”. Lo del macarronismo latino no tiene solución posible. El término es una chapuza lingüística, se mire por donde se mire. Por lo que lo dejaré aquí. Se ve que en todas partes cuecen habas y en algunos sitios a calderada ¡Ay de mi latín! Precaución.

Pero lo de material inobtenible, está por ver. Convendría darle más de una vuelta, antes de pronunciarse del todo. Nada más hay que ver cómo evolucionan las ciencias y sus aplicaciones. Sin ir más lejos, anteriores entregas en este blog, sobre distintos superhéroes, nos pueden abrir un poco los ojos. Me estoy refiriendo a Spiderman, Capitán América, IronMan, Batman, etcétera y los distintos materiales que le acompañan. Caución. En poco, volveremos sobre ellos.

Lista superheróica de unobtanium

Limitándonos al mundo de los superhéroes, desde este predio blogero hemos tratado, en la medida de nuestros conocimientos, los siguientes materiales:
a) la supermánica Kriptonita
b) el Adamantium lobeznero
d) la Tela de araña spidermánica
c) el Vibranium escudero del “Capi”
e) y el brazalete de Feminum de la Mujer Maravilla

Quedando por tratar otros:
f) Carbonadium
g) Uru
h) Omnium, y todos aquellos que los amables seguidores del blog tengan a bien informarme.

Ley de oro de los supermateriales

Como sabemos, el uso de estos materiales inobtenibles es lugar común para muchos guionistas de relatos de fantasía y ciencia-ficción. No en vano son muchas las prestaciones y posibilidades que ofrecen, a cambio de poco esfuerzo y rigor por parte del escritor. Por eso están tan concurridos.

Una concurrencia que no suele gustar a los buenos autores y lectores de ciencia-ficción. Con razón,  piensan que su presencia en el relato aleja al lector de éste. Y que su ficticia existencia en el relato, va en detrimento del realismo de la obra de ciencia-ficción.

Para ellos, el mundo literario imaginado no debe estar enfrentado al mundo real conocido. Ahí ven la polémica. Aunque cueste más esfuerzo y formación, debe haber más realismo creíble y probable, y menos fantasía improbable e increíble.

Lo tienen más que claro. Conforme más materiales inobtenibles haya en una obra del género de ciencia-ficción, menos tendrá de la primera y más sólo de la segunda. Es la Ley de Oro de los supermateriales: “Lo que se gana con el ‘unobtanium’ se pierde en buena ciencia-ficción”. (Continuará)

Carlos Roque Sánchez

David Lindsay-Abaire escribirá Spider-Man 4

Entrada anterior

Tres nuevas imágenes de The Spirit

Siguiente entrada

También te puede interesar

6 comentarios

  1. Asi a voz de pronto se me ocurre otro unobtanium. Se trataria del promethium, que es un tipo de metal para el multiverso DC y otro distinto para el universo Marvel, pero que solo Dios saber por qué y casualidades de la vida (que no plagia) se llaman del mismo modo. Espero que les sirva….

  2. No estoy muy de acuerdo con “Ley de Oro de los supermateriales”, almenos formulada de esa forma. Da a entender que añadir algún unobtanium perjudica la obra de sci-fi, convirtiéndola poco a poco en fantasía llena de objetos con propiedades mágicas.
    Se pueden hacer obras de sci-fi hard dónde algunos unobtanium tienen una importáncia brutal. Para eso, me alejo de los cómics de superhéroes y me voy a Mundo Anillo, de Larry Niven, donde el scrith (el unobtanium de la obra) hace posible la construcción de una pseudo Esfera de Dyson.
    Y también pueden darse buenos ejemplos de epic sci-fi plagados de Unobtanium. Stargate-SG1, sin ir mas lejos, con su Naquadah. Y Dune (una de mis preferidas), con su Melange.
    Soft Sci-Fi de buena calidad -rediabladamente buena- que utilice Unobtanium y lo mezcle con ciencia divulgativa de la buena: Los Propios Dioses, de Isaac Asimov, donde aparece en escena el Plutonio-186.
    Yo veo al unobtanium como una licencia que permite que la ciencia-ficción exista. Y añadir un unobtanium a la obra no significa hacerla mas fantasiosa.

  3. Por cierto, que pinta la “granada” calabacera del Duende en las peliculas de Spidey encabezando el artículo? De que unobtanium se supone que está hecha? se sabe?

  4. Gracias Josel. Me pongo con el promethium en cuanto pueda. Un nombre prometedor si tenemos en cuenta que existe un elemento químico de número atómico 61, nombre Promecio y símbolo Pm.

  5. Ya, Arzakon. Pero como bien sabes el blog es de superhéroes y el ‘scrith’ no entra en ese universo.
    No coincido con tu interpretación de la Ley de oro de los supermateriales. Ella sólo dice que: “Lo que se gana con el ….”
    No entra en absoluto en la cantidad. Ya nos lo dice el poeta: “Todo es cuestión de medida. Un poco más. Algo menos”.
    Muchas gracias por su documentado comentario. Hasta cuando quiera

    PD: Estoy con la duendil calabaza.

  6. a mi tb se me ocurre otro aun k tb alejado de el universo de los superheroes mas concretamente en el del manga, en la seri de one piece existe un metal llamado kairouseki k tiene las mismas propiedasdes k el agua de mar 😉

    PD: yo habia confundido la granada-calabaza con un detonador termal de star wars XDD

Dejar un comentario