SpidermanSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: Sentido arácnido [4]

0
Como sabemos, el escritor Stan Lee dotó a su superhéroe Spiderman con una serie de atributos sobrehumanos, merced a la picadura que sufrió el estudiante Peter Parker, por parte de una araña que, de forma casual, había recibido una radiación nuclear. Visto con perspectiva, llama la atención, por un lado, la cantidad de accidentes producidos por el fenómeno de la radiactividad, en los cómics de esta época. Observe que siempre son radiactivos. Y sorprende, por otro, que todos produzcan superpoderes a los humanos irradiados. Una alarmante y suspecta regularidad de la ciencia-ficción, bien lejos de la realidad científica, por desgracia.


No obstante, lo de la radiactividad tiene su razón de ser. No debemos olvidar que la Física Nuclear, en esos años sesenta, era el campo de conocimiento más puntero de la Física. Ya se habían lanzado en Hiroshima y Nagasaki las bombas nucleares de fisión (bombas A), trágico final del supersecreto Proyecto Manhattan, dirigido por el físico R. H. Oppenheimer en Los Álamos. Y se había probado la bomba de fusión o termonuclear (bomba H), mucho más potente y destructiva, creada bajo la dirección del físico E. Teller. Comprensible por tanto.

El extraño sentido, según el escritor
Lo que no resulta tan explicable, es el porqué siempre producían superpoderes en las personas irradiadas. En fin, será cosa de los cómics y de la ciencia-ficción. Pero a lo que íbamos de los superpoderes. El sentido arácnido es uno de ellos, ¿tiene algún tipo de explicación?

Recordemos que es una especie de “sexto sentido”, que avisa a nuestro superhéroe de posibles y potenciales peligros. Lo hace mediante una sensación de hormigueo, en la parte posterior de su cabeza. El lector avisado comparte tal sensación, al reconocer un dibujo que, a modo de ondas, rodea la parte superior del superhéroe. Lo que está bien ideado ¿Cómo se le pudo ocurrir? Por desgracia no se sabe, a ciencia cierta, de donde sacó Stan Lee dicha ocurrencia. Dicen que no se le daba bien cazar arañas, que siempre se le escapaban. Por lo que debió pensar que estaban dotadas de una percepción extrasensorial. No sé.

El extraño sentido, según Peter Parker

Tampoco Peter Parker, como científico en ciernes que es, ofrece una explicación sobre la naturaleza de tan extraño sentido. Él sólo se percata de algunas de las características, de esa especie de respuesta simultánea y clarividente, que su cerebro genera ante una compleja variedad de peligros. Unas veces le avisa, con tan sólo unas centésimas de segundo, antes de una caída, una bala, un ataque, etc. Otras, sin embargo, lo hace con unos minutos de antelación; si bien en este caso Spiderman desconoce la naturaleza de tal amenaza. También, por la intensidad del hormigueo, el superhéroe puede discernir el grado de peligro que corre. Pero se trata, igualmente, de un proceso que sucede de forma inconsciente. Las señales llegan directamente a su cerebro, sin que medie racionalidad alguna por su parte. Él sólo reacciona.

Pero con el tiempo, sí es consciente de que su capacidad receptiva le permite percibir emisiones, cuya frecuencia coincide con la de las ondas de radio. Como sabemos, estas ondas son producidas por dispositivos electrónicos oscilantes –de frecuencia está comprendida entre 3·101 y 3·109 Hz y longitud de onda entre 10 km y 10 cm-, y se emplean en telecomunicaciones, radio y difusión. Una circunstancia que Parker aprovecha para inventar sus propios rastreadores arácnidos.

No obstante su sentido arácnido no es infalible. En caso de sufrir diversos ataques, intensos y simultáneos, su capacidad para realizar maniobras evasivas, en base a este sentido y a su extraordinaria y también arácnida agilidad se resiente. Además, determinados villanos pueden neutralizar esta habilidad sobrehumana, bien por su origen extraterrestre o por haber tenido una relación previa con el superhéroe. Sucede con Venom (Veneno) y Carnage (Matanza).

El extraño sentido, según la ciencia
En la actualidad algunos experimentos parecen probar la posibilidad que tiene el cerebro humano, para detectar los campos electromagnéticos de otros cerebros. Un comienzo para una supuesta telepatía, basado en una consecuencia de la Teoría ElectroMagnética de Maxwell: las corrientes eléctricas variables en el tiempo generan ondas electromagnéticas que pueden ser detectadas. Un ejemplo que podría avalar una prometedora, y sin comprobar aún, ecuación:

CÓMICS + TIEMPO = REALIDAD
tras la que subyace otra más científica y, en parte, comprobada:

CIENCIA-FICCIÓN + TIEMPO = CIENCIA

(Continuará)

Escrito por Carlos Roque Sánchez croque@supercable.es

Noticias Relacionadas:

Ciencia y Cine: El superhéroe más desgraciado
Ciencia y Cine: Superhéroes encantados de serlo
Ciencia y Cine: Spiderman, un superhéroe atípico

Carlos Roque Sánchez

Trailer del episodio 19 de ‘Heroes’

Entrada anterior

Alex Rider se unirá al reparto de ‘La Momia 3’

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en Spiderman