Albert EinsteinSuperhéroes y Ciencia

Superhéroes y Ciencia: Einstein y Marilyn

0
Alguna que otra leyenda se cuenta sobre la rubia y devorahombres estrella de cine, Marilyn Monroe, y el científico mujeriego, Albert Einstein. Y alguna que otra más, sobre la relación entre el cuerpo y la mente. O la bella y la bestia, como el cuento.

Lo más probable, seguro se diría, es que sean apócrifas. Pero, lo cierto es que, por ahí andan, como prueba, una más, de la enorme popularidad de este hombre. Que, al fin y al cabo, sólo fue un científico.

¿Leyenda o realidad?
Una de estas leyendas cuenta que, en cierta ocasión, coincidieron la Monroe y el genio. Al parecer, la actriz se dirigió a Einstein y le propuso jocosamente: “¡No opina, profesor, que deberíamos tener un hijo juntos; así el niño tendría mi apariencia y su inteligencia!”. Esperable pregunta monroniana. A lo que, el sorprendido físico, respondió: “Lo que me preocupa, querida señorita, es que la experiencia salga al revés”. Lógica respuesta einsteniana. De la leyenda, no sé que decir, poco creíble quizás. Pero como anécdota, bien.

Mas, siempre hay un pero, lo bueno de esto es que existen indicios que podrían corroborar cierta relación entre ambos ídolos. Veamos. De un lado, la Monroe, mujer de abundosas medidas, no sólo mostró su pública predilección por hombres mayores que ella, sino que, en privado, llegó a decir que su idea de hombre sexy era, sí, ¡Albert Einstein! Ya ven.

Del otro lado, el del físico, los testimonios de sus más allegados revelan con claridad el tipo de mujeres que le atraían y así, J. Plesh, su médico y amigo dijo: “En la elección de sus amantes no hacía grandes distinciones, pero se sentía más atraído por una rotunda hija de la naturaleza que por una sutil mujer de sociedad”. Coherente con la hipótesis meriliana. Claro que también dijo: “A Einstein le chiflaban las mujeres y cuanto más vulgares, sudorosas y malolientes eran, mejor”. Sin comentario.

Otrosí, existe una prueba documental de la relación. Al fallecer la actriz, entre sus pertenencias, se encontró una foto del sabio con la siguiente dedicatoria: “A Marilyn, con mi respeto, amor y agradecimiento, Albert Einstein”. Vaya, vaya ¿Agradecido? Interesante. Tal vez, demasiado explícita.

Leyenda sobre sus inteligencias
Con cierta periodicidad, y como Ave Fénix, renacen noticias acerca de los coeficientes intelectuales de Einstein y Marilyn, con ventaja, qué cosas, para ella. La última, de 2006 creo recordar, relacionada con un programa de televisión. Poco que decir. Estupidez televisiva. No consta en ningún documento, oficial u oficioso, que el genio realizara uno alguna vez. Posteriores estimaciones sugieren que podría estar en el intervalo comprendido entre 160 y 180. Quien sabe.

El genio se manifestó en una ocasión, al respecto de los coeficientes: “Los test de inteligencia no son fiables, 30 junio 1953”. Aunque, por otro lado: ¿qué significado tiene su valor?, ¿qué es la inteligencia? (“Sólo conozco dos cosas que son infinitas: el Universo y la estupidez humana. De la primera no estoy seguro”).

Escrito por Carlos Roque Sánchez(croque@supercable.es)

Carlos Roque Sánchez

Detrás de las cámaras de Harry Potter 5

Entrada anterior

Origamis de Star Wars

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario